China (287)Las organizaciones empresariales ante la postura de los mercados que amenazan reducir su demanda de productos, reaccionan intentando ajustar sus estructuras para producir menos. Error, es el momento de desarrollar otros productos nuevos que suplan las menos ventas de los habituales por parte de los clientes. Solo los productos básicos para la cesta de la compra y los servicios imprescindibles serán las dianas de la compra por impulso o por necesidad vital.

El ingenio empresarial debe de focalizarse a desarrollar productos que se ajusten a las leyes económicas de la crisis. Que el precio sea soportable por la economía del consumidor, la segunda que emocionalmente no pueda evitar comprar, tu nuevo producto, porque tenga la condición que le endulce su situación económica moral.

Es la hora de que el empresario, mire dentro de su sombrero de innovador de ideas subyacentes y  adyacentes, mira en tus 360ª. Tal como dice Edward de Bono, <gurú del pensamiento lateral>. Sustrae como si de un prestigiador se tratase, ese nuevo producto ajustado a lo que los clientes agobiados pueden y necesitan comprar.

¡Empresario!, ponte en la situación del consumidor y analiza si los productos que te han hecho progresar, los seguirá comprando. Si la respuesta te hace dudar. Pon toda tu gente a crear otros nuevos que puedan atender la realidad del mercado.

Empresario, tu futuro está en estas tres condiciones mercantiles:

  • Que venderás mucho menos de los productos, de los que hasta ahora han sido tu negocio. [Ajustaté al dictamen de tu control presupuestario]
  • Que debes de crear, nuevos productos para el consumismo en crisis. [Ingenia como antes lo hiciste].
  • Que debes de captar a nuevos clientes entre los potenciales. [Rastrea nuevos territorios].

[Win Win Win] vs [What What Who], es la nueva focalización para no perdernos en el mercado de lo invendible. Es el combate que no podemos perder.

El progreso empresarial tiene su core en los clientes potenciales, en los que nunca les has vendido y para los que tienes que desarrollar el producto que ellos necesitan comprar y que la "innovación" te coja trabajando.Nadie hará nada por tí.

La administración habla de las ayudas para las empresas como si se tratase de un supositorio. La crisis aprieta, no hay tiempo. Confórmate con una simple aspirina, para ti y para que tu gente aporte el talento a la organización empresarial , esa de la que depende y que sustenta la economía familiar. Hazlo rápido y sorprende a tu competencia, que igual ya esta en las pruebas finales del imaginado producto.