clip_image002

Que España abandone el euro y vuelva a adoptar la antigua peseta cómo mecanismo para poder salir de la crisis, ya hay quién lo propone y poniendo como ejemplo, la habilidad del Reunido Unido en ya no entrar en el club del euro. Hoy, con el efecto de la caída de la libra UK, está mejorando su situación interna. Poder devaluar la moneda cuando corren tiempos difíciles, un país como España puede ser o el no ser, en actividades económicas como el turismo, que puede perderse, ya que este segmento solo se gasta dinero dónde le renta más posibilidades y la puerta de la exportación también la abre las ventajas de la moneda.

La prespectiva, día a día va tomando forma patética, por no verse indicador alguno con el que se pueden reponer las empresas que cierran o aprietan el acelerador de la deslocalización. Activar obras en los ayuntamientos como medida, en buena para un sector muy concreto de empresas. Pero no mueve para nada la “industria nacional y además lo dice un gran economista. ¡Muy fuerte!…

El Nobel de Economía, sugiere, que España debe de sucumbir ante su pretensión de ser una país adelantado y hacer marcha atrás ante sus socios europeos. Se basa en dos circunstancias. Que España, no podrá llegar a ningún socio europeo, a dónde recurrir cuando se vacíen de las arcas de los gastos sociales, y segundo la incapacidad de movilidad de las fuerzas de trabajo a lugares dónde lo haya; por la cultura de los españoles.

El Sr. Krugman, no debe de saber, que España es una amalgama de poderes centrales y territoriales que miran solo hasta donde alcanza la vista de sus territorios y no es más allá de sus parcelas de poder. No ocurre así en EE.UU. que es una nación direccionada por sus líderes. Y que en España la cultura de la movilidad no es necesaria , porque no hay donde ir hoy a buscar trabajo, ni lo habrá en mucho, mucho tiempo. No obstante, adjunto lo qué dice por si yo estoy equivocado:

< _traducción informativa_ Paul Krugman, Nobel de Economía … en su blog del The New York Times:… < El dolor en España … lo titula … < No es difícil de explicar… y, dice: España fue, es … como Florida de EE.UU, con su burbuja inmobiliaria…

Pero España está en peor forma que Florida, por dos razones - razones familiares para cualquier persona que participó en el gran debate sobre si el euro era una buena idea.

En primer lugar, Europa no tiene un gobierno central; España, a diferencia de la Florida, no puede basarse en la Seguridad Social y Médica en bajo en la ayuda de Washington. Por lo tanto, la carga de la recesión cae totalmente en el presupuesto - de ahí la disminución del país de calificación crediticia.
En segundo lugar, los Estados Unidos tienen una más o menos geográficamente integrado del mercado de trabajo: pasar de los trabajadores en dificultades a las regiones con mejores perspectivas. (La vivienda ha busto, sin embargo, porque las personas de movilidad reducida no pueden vender sus casas.) Europa no: sí, hay un poco de movilidad, tanto entre la élite y entre los trabajadores de bajos salarios en la parte inferior, pero nada como de los EE.UU.
Entonces, ¿qué puede hacer España? Es necesario ser más competitivo - pero no puede haber una devaluación, porque es un país de euros. Así que la única alternativa es recortes salariales, que son muy difíciles de alcanzar (y crear grandes problemas para los deudores.)
Contrariamente a lo que todos parecen estar diciendo, incluso hace unas semanas, al ser un miembro de la zona del euro no es estar vacunado contra la crisis de los países.

En el caso de España (y de Italia, e Irlanda, y de Grecia), el euro podría estar haciendo cosas peores. Gran Bretaña y hundiendo la libra, impopular que sea, puede llegar a tener… >

La repercusión de una medida es esta magnitud, la de salirse España del la Europa del euro, sería un paso atrás con consecuencias para muchas generaciones.

Por mi parte todo está en que la generación del “crisissumer®”, se balancee pero no se le deje caer con las siguientes medidas el los cerebros de quienes tienen poder para ejecutarlas y el miedo a lo que ocurra las tiene congeladas.

1- La calidad de la formación que. Tenemos el índice de abandono de estudiantes posiblemente más elevado de todos los países desarrollados.

2- La calidad de los docentes está a la altura de los resultados que resultan de su actividad con el consentimiento de la administración universitaria.

3- La pillería o buen management de los empresarios avispados que se han beneficiado de las ayudas de la administración mientras han generado altos beneficios y abandonan para no tener pérdidas en estos momentos difíciles.

4- El macro poder de la banca, que obtiene, según informan, beneficios en su “estado de quiebra”.

5- La pérdida de confianza en los políticos, por su falta de liderazgo por su deficiente formación y falta de conocimientos en el desempeño de oficio y en saber escoger a consejeros que no están sentados en el confort de “ ¿mientras viva yo…?…”

El empresario necesita que la administración le ayude de verdad, con planes de formación urgentes para crear las fuerzas que activan la productividad y la competitividad, para poder retomar un lugar en el mercado para que llegue dinero al bolsillo del ciudadano como.

―Ah, y para, terminar. ¿Será que el Premio Nobel, se basa en el indicador del descenso de España es su calificación crediticia? ¡Ya no somos triple AAA! Y eso va a doler mucho.

Nota.-Las indicencias de tipo socio económico, las comentare en un siguiente post:

¿Salir del euro?… Es posicionarse como en época de Franco.