B_mano dedos_m “Qué nadie espere ayuda de nadie, salvo de nosotros mismos”. Ha llegado el momento de que cada uno en su rol de trabajo y desempeño de sus actividades haga por las siguientes generaciones de nuestro país lo que la sociedad ha hecho por él. Hoy debemos de acabar con predicar y pasar al ejemplo de “hacer” cada uno lo que él sabe que le corresponde. Las personas en el inconsciente adaptativo, tenemos las instrucciones de lo correcto, un ser humano no puede evitar percatarse del bien y del mal y guardarlo en su memoria.

Nadie se debe engañarse a si mismo por más tiempo. Si cada uno desarrollamos el rol que nos corresponde, Catalunya avanzará. Salir de la crisis consiste en lo que hagan toda y cada una de las personas que la componen la sociedad y el ejemplo lo tienen que dar aquellos que tienen atribuciones y mando para ejercer y administrar pro-crisi: Management social.

Deben de percibir ahora, ya, un cambio sustancial en la conducta de los veteranos, baby-boomers, “X”. Los jóvenes sin trabajo, los que están en sus últimos cursos de formación y aquellos que ya empiezan a ocupan sitios en organizaciones, deben de percibir que los banqueros abandonan su egoísmo y codicia, los profesores afianzan que sus objetivos académicos se asuman, los maestros inculcar a los niños que hay que vivir con respeto y ética, y que ejecutar una gobernanza eficaz sea el objetivo de los funcionarios en todos los niveles. Los políticos ante el poder de un cambio así en las personas, se ajustarán a trabajar para ellas y no para sus intereses comunales de partido o perderán sus posiciones de privilegiados de la sociedad democrática.

¿Quién debe de empezar?… para mí los más próximos a los jóvenes: Profesores y maestros. Los que están más cerca de los cerebros en formación de las siguientes generaciones y que si hoy ejercen es porque la sociedad cuando ellos eran jóvenes era muy distinta a la actual y todos la hemos degradado y todos la tenemos que componer. Depresiones, ansiedad, irritabilidad, impulsivilidad patológica por parte de este segmento de personas es la evidencia de que hay que cambiar el modelo de enseñanza y este cambio no deben esperar que lo hagan desde “arriba” lo tiene que hacer cada uno en su clase y directamente con su grupo de discentes y que muchos están viviendo u desarraigo social por el entorno que los adultos hemos consentido, cerrando los ojos a le evidencia del caos económico y ético.

El próximos post, podremos ejemplarizar los errores sociales de instituciones que predican una cosa y hacen otra, aquello que es útil para mantener un insostenible confort algunas personas que ocupan puestos de trabajo excelentemente remunerados y sin calificación sobre sus objetivos. Pero nada será posible, si uno mismo no se planta y le ordena a su consciencia adaptativa:

— ¡Basta ya!

— Qué tengo que trabajar para las generaciones en formación.

— Qué mi conocimiento es requerido hoy para provocar el cambio.

— Qué mi país me necesita, ¡a mí y ahora!.

El año 2015 es el reto para haber cambiado la actitud de todos los profesionales y el año 2020 el de la nueva generación de jóvenes con ética y habilidades suficientes para posicionarse con éxito ante la imparable sociedad globalizada. ¿La crisis es una oportunidad?… con cambio y formación: Sí.