esqueleto El Premio Nobel, periodista y economista estadounidense Paul Krugman, hace unos meses opinó en su blog en del diario The New York Times, con el título The pain in Spain ; qué España le correspondía estar fuera de euro. Ayer como noticia en prensa visiona como un posible suceso el profesor y economista Xavier Sala i Martín con su comentario en TV3… "Es posible que España acabe siendo un problema para Europa y que por ejemplo la expulse del euro" y anuncia además la posible causa: "España se ha saltado" los límites de déficit y deuda públicos "de una manera extravagante". Dos opiniones de economistas de prestigio, que si algo los caracteriza es decir sin tapujos sus reflexiones. De ser cierta esta posibilidad podemos retroceder a una economía de mercado de un nivel inimaginable,

si además tenemos en cuanta los índices de baja productividad, el descuelgue en la aplicación de nuevas TI en las empresas y la deficiente calidad formativa de niños, jóvenes y universitarios; tres valores a tener muy en cuenta en el caso de España si queremos iluminarnos y compararnos en un falso consuelo al Reino Unido, que nunca entró en el euro.

¡Ojalá! Qué esta noticia, fuese una de tantas estivales, como la del monstruo del lago Ness. Pues no es así, es la esencia de una visión con probabilidades de que ocurra. Simplemente como observador de economía y ante la experiencia de que nadie hace nada por nadie, en lo concerniente a pagar errores que comenten los demás. Europa no arropara a un socio (España) que asume tremendos gastos suntuosos en la administración pública, que vuelca la mayor parte de los medios que obtiene con la venta de deuda pública en enjuagar las instituciones financieras y que vuelve la espalda a los empresarios y microemprendedores (autónomos) que son los únicos artífices que pueden generar trabajo, como segmentos productivos si estuviesen apoyados para empezar, con la imprescindible financiación para poder reinventar el desarrollo de sus negocios y poder dirigirse al mercado global.

A principios de esta año, antes los primeros indicios de la posible salida del euro, ver post: Salir del euro?… Es posicionarse como en época de Franco , en una actitud un poco de “verlo pero no creerlo”, estimulaba a como corregir en los orígenes del problema, a quienes lo deben de resolver y que son las "LAS PERSONAS" intentando emocionar para que cambiasen mejorando su gestión con tres recomendados “Tú”. Hasta ahora para poco han servido, como lo demuestran los indicadores económicos y que señalan la actual vulnerabilidad del nuestro país, que utiliza su capacidad político creativa a cualquier otro cometido menos a las de tomar las medidas necesarias urgentes para el tejido industrial, único capaz de la creación de puestos de trabajo, como están demostrando otros socios europeos, de que si es posible. (Las ayudas al emprendedor en Francia, es un ejemplo de una administración realista)

Más duro ponemos para el año 2013, en que… “España se estrenará en la verdadera nueva fase de su historia en la Unión y pasará a ser contribuyente neto (a dar más de lo que recibe de la UE). Según las revisiones del PIB, ajustado por la nueva metodología europea, ya debería serlo, e incluso no recibir Fondos de Cohesión, ya que supera el 90% de la renta media comunitaria, también en una Europa de 15 miembros” (ver artículo del tema -Dic. 2005), y ahora ante los hechos del PIB y la incapacidad de reaccionar, es muy probable que se empiece a cocer una separación en toda regla para pasar de ciudadanos europeos otra vez a españoles.

¡Ah!, Pero aquí no pasa nada,… lo importante es la próxima liga de fútbol con los jugadores mejores pagados del mundo mundial y atender el juego de las encerronas al que se han aficionado los protagonistas políticos. Ostas, que dolor de corazón como dice el Dr. Valentín Fuster en su libro “Corazón y mente”… se intuye que "existe una estrecha relación entre el músculo cardíaco y los estados de ánimo”. Cuando analizas tanta dejadez que enturbia el futuro de las generaciones que nos siguen, podemos llegar a una situación de infarto.

Una de las fuentes: http://www.expansion.com/2009/08/19/economia-politica/1250683596.html