X_Tarquinia (87)Asisto hace pocos días a la conferencia convocada con el título de: “Piensa, es Gratis”. La presenta el propio Lorente y nada más empezar la renombra como “Todo lo aprendido sirve, pero ahora menos”. El discurso es como un relato que desarrolla un hombre bueno, que siempre está pensando con su “cerebro que tiene un cuerpo”. Sesenta y seis años de experiencias y éxitos, dice él. Logrados por vender a diestro y siniestro, imágenes preelectorales de políticos (Jordi Pujol, Felipe González…) y de personajes detrás de sus empresas, a un pueblo receptivo a todo lo que sonaba bien, e inmaduro en saber de lo que es/era capaz de alterar (la publicidad) la mente para dirigir las voluntades.

Experto Él, en publicitar productos de consumo de todo tipo, empleando los ardiles que la comunicación tiene, para desgarrar los dineros a personas…

y entregarlos con sumisión consumista del poder de las marcas y a las arcas de los empresarios.

Es, o como el dice, ahora es más un “fui” que un “soy”… el sabrá porque.

El conferenciante aporta ideas, sugerencias y sobre todo críticas, que sostiene por su convicción del creer saber donde radica el bien y el mal, tanto en la: ENSEÑANZA, EMPRESA y DEMOCRACIA.

Define le cerebro como la “máquina que nos hace y conduce” y al “ser humano vs. hombre”. Ambas condiciones las ajusta a que “todo depende de las circunstancias”, (que es su tesis a defender), como en su día ya postuló Ortega Gasset. Llorente entra en la esencia de la conferencia con su convicción de que debemos pararnos antes de actuar y condicionar la actuación a realizar o decisión a tres valoraciones objetivas. Tener sentido de la circunstancia. Segunda conocer la fuerza real y no la atribuida que tenemos en un momento dado. Y, la tercera en el escenario en que nos movemos.

Con este acto de contrición, podemos lograr sincerarnos con nosotros mismos y es la base para afrontar la realidad, (es lo que entiendo yo, que nos permita este análisis antes de actuar), es decir “fuerza y momento”. Y añade otro factor “la conexión”.

Siempre tenemos que movernos en el entorno de personas, y para lograr su apoyo tenemos que tener intereses comunes, o no hay nada que hacer.

Para lograr ganar: [Circunstancia] [Fuerza] [Momento] [Conexión]

¿Qué tienes en tu cerebro como elementos de conexión? Tienes que saberlo, para moverte en terreno firme o cruza los dedos porque el error lo tienes asegurado, y más como dice el publicista, solo aprenderás de los errores corregidos. Muy importante lo de “la conexión”, que a mi entender es saber testar cual es el valor de la autoestima; definida como lo que los demás piensan de ti. Y, si es mala qué.

La persona, para empezar la renombra como “ser humano”. Es fundamental tener claros objetivos de quienes somos y lo que hacemos, para ello hay que pensar sobre en estas tres componentes: lo personal, lo social y lo profesional. Es lo que soporta el “mapa de nuestra vida”. Para tener respuesta, hay que penetrar en la caverna más profunda de nuestro cerebro y ajustar la respuesta a una sola palabra, máximo una frase muy corta, dice Lorente.

En estos momentos de crisis este ejercicio puede ser fatal si la respuesta no se ajusta a lo que en tu entorno se está moviendo por muchas conexiones que tengas y que coarta la libertad de poder decidir tu futuro.

“Somos los primeros ciudadanos de una nueva generación muy diferenciada de otras en que sobre todo en lo de la cultura del cuerpo, la salud y longevidad”. Yo añadiría además, mal gestionada y que a defenestrado un idílico Estado del Bienestar, que posiblemente no nos correspondía y que solo hemos rozado con los dedos durante una década.

Las personas son cerebros: Tenemos que prestar más atención a lo que tenemos arriba del cuerpo (el cerebro). Lorente propone que veamos a la gente como “cerebros que tienen un cuerpo”. Visión que para su oficio es fundamental por su trabajo como gestor-manipulador del ciudadano para el consumo o en ganar tendencia de voto. Dice, “gestionar el cerebro de los demás”. Veo a Lorente que necesita presentarse ahora como un “hombre bueno”, que ha hecho fortuna conduciendo mentes y da la sensación que ahora le gustaría cargar sus armas en el sentido contrario, por la claridad que denuncia la “falta de inteligencia” en la sociedad política y que es la culpable de la crisis haya llegado a España y se quede en ella. Observa y advierte que:“Cada generación fragua sus propias ideas” “los credos no sirven” “la religión” la define como infumable y que de los púlpitos de ha pasado la gente a las librerías de autoayuda. Los jóvenes están viviendo tan pocos valores en su entorno, que tienen distorsiona su autoestima y poco bueno que poder recordar. La sociedad religiosa y política, dice, “Nos venden dogmas y lo que necesitamos son utilidades”.

La Enseñanza (educación), es la única herramienta para salir de la crisis. Lorente arremete con las Empresas, “… son bunkers de patas y manos que son utilizadas sin sus cerebros”. Ostas como define a los trabajadores y empleados, me ha dejado de piedra. También arremete con el PIB, dice que, como referencia no sirve para nada, solo mide unidades contables, hay que pasarse a medir: la satisfacción, la calidad de vida… y demás factores de bienestar social.

Y con un cambio de tercio pasa a decir que: “el mundo no hay que criticarlo, hay que entenderlo”, y para ello hay que imaginar utopías “para mantear” conceptos establecidos, en lo más sensible que ahora afecta a las personas como: Enseñanza, Empresa y Democracia.

Utopías, sí. Anima al ejercicio de “imaginar”, sugiere hacerlo en estas tres direcciones:

I) La enseñanza: Nos explica que para Él es “transmitir conocimientos”, (¿ostas, que poca cosa es, pienso yo?, se ha cargado, valores, educación, respeto,…).

Hay que reconvertir a los profesores, ahora la escuela actúa en el robotizado trabajo de “alineando cerebros”, con métodos del siglo IXX, dice. “El alumno debe de hacerse a si mismo”.

II) La empresa en el futuro: Hay que buscar la participación de todos los empleados, “ver a los seres humanos como: un cerebro que tiene un cuerpo debajo”. Y potenciar sus cualidades ya que “nadie conoce el jardín, mejor que el jardinero”. Buscar el “cooperativismo que es al socialismo que premia” (esta frase, me hizo saltar del asiento). Cooperar para agrupar y compartir conocimientos.

TECNOLOGÍA ECONOMICA, todo va a cambiar. Cambian los canales de distribución actuales (tipo MERCADONA como ejemplo) dice Lorente, que tienen los días contados, así como la diferenciación actual de las marcas blancas. Todo va a cambiar vamos de forma imparable de la macro a la micro distribución: la “nano distribución”. Los territorios generarán grupos de emprendedores ( hoy en desempleo) y crearan micro empresas para atender su zona de consumidores, en múltiples productos como por ejemplo Danone. Las multinacionales tendrán que luchar con estos infinitos nuevos productores-distribuidores, y solo comprándolos podrán evitar que se posicionen en su territorio social. Qué además estará protegido por su márketing de proximidad. El futuro está en crear “Nano Mercados”, esta será la revolución del consumidor que lo que necesita es un precio competitivo global y ello quiere decir a la baja, como nunca hubiésemos imaginado. Este fenómeno no ha hecho ni empezar. Define como Inteligencia y Dignidad a lo que tiene que transformarse el actual y sobado I+D.

III) La democracia: Hay que ir al por la “democracia por objetivos”. Vivimos una mentira tremenda, dice Lorente. Votar es comprar un programa. Y como el ha constatado muchos políticos entienden por su oficio el de ganar las elecciones, y poco más por el bajo nivel de inteligencia con que están dotados la mayoría de ellos. Una vergüenza que cada cuadro años podemos ajustar.

Fijación de los principios en nuestra mente. Para trabajar en la dirección que deseamos. La “historia la ha escrito muy poca gente” y ejemplariza a Amancio Ortega que en su día tenía fijado en su mente que Zara debería ser “Mucha moda, poco precio” este objetivo en todos su límites desde trabajar en condiciones ventajosas con las gentes de Galicia, hasta ser de los primeros que fue a comprar a la India. Vale todo para lograr un objetivo, incluso copiar (no plagiar).

Arte de Crear. Crear, la experiencia de Lorente lo llevado a la no precipitación (es lo que entiendo desea transmitir) y cuando antes de pasar al acto de crear y emplear el cerebro para ello, además de las tres condiciones para situarnos en la escena < fuerza, circunstancia y escenario>, el acto requiere además esta otras cuatro, que las nombra con su “DORU”, como un dogma ejecutivo: Definir, Observar, Romper, Unir

Ver donde hay que mejorar. Solucionar sobre el trabajo de los demás, o mejor dicho corregir los errores de los demás en beneficio de nuestro producto, servicio u organización es detectar los puntos que solucionados mejoran la competitividad. ¿Por qué no crear sobre las actuaciones de otros?, no tan solo es conveniente sino necesario, para llegar antes. Todo es lícito para mejorar y que mejor que mirar en lo que el otro se equivoca.

- Mejorar focalizándose en los errores de los competidores.

- Trabajar monográficamente en lo que se equivoca el competidor.

- Analizar el error en un momento dado del competidor.

- Trabajar sobre nuestros propios errores.

De los errores hay que ganar. Hoy la sociedad funciona con el castigo al error y hay que aceptarlo para construir sobre el mismo soluciones. Ejemplo es en el Corte Inglés, que Lorente conoce bien, dice, por su capacidad de resolver errores, su “cultura del error”, puede ser parte de su éxito. Sobre los mismos construir, y mejorar. Los errores como arte para corregir.

Una maratón de ideas en señor Joaquín Lorente lanza a todos los asistentes que son recibidos con la “boca abierta” como si de una comunión de tratase.

La experiencia del creativo publicita es indiscutibles por los éxitos de su agencia que durante años a sido la mano conductora del consumo en nuestro país, trabajo que con su capacidad observadora de los objetivos de sus clientes para llegar a su segmento objetivo, le llevan a pensar de que el fracaso esta asegurado para aquél que no tenga “una idea clara, resumida en pocas palabras y seguridad en si mismo”.

Arremete con todos los agentes de la sociedad, que deben de reinventarse y no dejarse de influenciar por los objetivos mentales de los demás. Si este señor logra que la gente piense con libertad y no se someta al neoconsumo y al circo de la política. Abra matado su gallina de los huevos de oro. Es que Joaquín tiene arrepentimiento por haber ejercido su oficio de “manipulador de mentes?

Recomiendo su libro para pensar más, sobre todo esto y su resumen de pensamiento creativo. ¡Pero vacúnate!, que Lorente ha nacido para vender, y ahora lo hace con su libro, en todas las direcciones que su oficio le ha enseñado.