B_Bebo_r Gasta siempre que puedas. Hazlo en algo que sea rentable. Invierte en lo seguro. No te dejes engañar. No estires más el brazo que la maga. Evidentes afirmaciones todas, pero solo válidas cuando hay opción de elegir o poder decidir entre varias opciones. No es el caso de los recursos que están virtualmente depositados en la “hucha de las pensiones”.Parece que hay un importe de 62.000 millones de euros, virtuales,

porque la totalidad está empleada en inversiones que decide el Ejecutivo. Y debe de ser así, tiene que hacerse la gestión y saber apostar en cuantas que aportarán beneficios por la vía de réditos a favor de los contribuyentes. El monto será cada vez mayor sumando el capital y los intereses, como ocurre en la cuentas basadas en la contraprestación financiera.

-Si queremos estar seguros de que la operación es correcta, debemos de suponer que el cerebro de los responsables, ha funcionado inteligentemente en dicha toma de decisión, para autofinanciarse con estos dineros los gastos imprevistos, aparecidos por la rotura de la economía. Quienes han optado por estas decisiones, que se están repitiendo cada vez que hace falta dinero extra para un nuevo plan de ayuda al desempleo entre otros. Estas personas deben de haber sentido un emoción positiva en el sistema límbico de cerebro o han cerrado su mente por la puerta del miedo por no tener otra alternativa para “pillar de donde hay”.

-¿Estas personas son capaces de sumar entradas y salidas en la cuenta visionando en un futuro de las pensiones? Evidente que no. O se lo callan.

Los ciudadanos de a pie que llegarán a jubilarse, los empresarios comunes que pagan para mantener el sistema, los potenciales emprendedores que deben de tener ilusión para crear riqueza y sobre todos los millones de personas que dependen sus ingresos de las pensiones como soporte en su tercera y cuarta edad, dependen de que no se “rompa la hucha”.

-Hay que cerrar la mente, no pensar con la parte izquierda del cerebro y si hacerlo con la derecha, la de la imaginación y aceptar todas las medidas que sean necesarias: alargar la jubilación, opciones u obligatoria, cerrar la hemorragia de la economía sumergida, reducir gastos y empleos suntuosos, activar la creación de nuevas empresas, premiar el consumo privado… Parar la inercia del déficit del Estado que esta año ha gastado el doble de lo que ha ingresado, debe ser de forma prioritaria el objetivo de todos los hombre y mujeres responsables ante las futuras generaciones.

-Los países todos, compran dinero a otros países. Y saber a quién hacerlo, es el éxito financiero. España se autocompra su propia deuda pública, y solo el diez por ciento lo destina a invertir en bonos soberanos de otros países. Por lo que intuyo, lo tenemos mal, si la economía de mercado no se descongela y cada día le seguimos aportamos más y más frigorías.