X_Platos mozzarela 1(20) Duro es reconocer a corta distancia, las causas del por qué la no resurge la economía y con ello el progreso de España y más si eres uno de esos muchos que han invertido su vida profesional en crear emprendeduría para beneficio de las siguientes generaciones. Ahora la rancia gobernanza, la ineficaz educación universitaria y el egoísmo del poder financiero han cegado las perspectivas de futuro para crear nuevos emprendedores. Tres han sido las causas y tantas deben de ser las soluciones…

… para evitar entrar en una situación agotada similar al: Caso de Grecia . Sin imaginación para crear riqueza (PIB) y hoy mendigando fuera de sus socios de la Unión Europea para que le compren deuda pública (ya hasta en dólares) al coste que sea comprometiendo su futuro a límites de consecuencias inimaginables. Si en España sigue el abandono en la calidad de la educación, la falta de formación continuada para quienes administran la gobernanza y la falta de preparación técnica de la clase política que son los que toman decisiones para el desarrollo de las regiones. Tres actores son la clave los profesores, funcionarios y políticos. Y, una solución que deben de abrazar en todos los casos LA FORMACION para reinventarse y empezar a trabajar en sus ámbitos rompiendo el conformismo ante la mediocridad, activar una voluntad de cambio y objetivar todos los esfuerzos a una nueva planificación estratégica emergente.

En instituciones como la Universidad de Cambridge existe la máxima de “contrata a los mejores y ya sabrán lo que hay que hacer en cada momento”. España para desarrollar su activación empresarial, tiene que crear un revulsivo para que los actores del cambio adquieran la nueva educación que exige el nuevo orden del poder globalizado. Formar a educadores, funcionarios, políticos ya que ellos está la base para que pueda nacer la “nueva emprendeduría” con el perfil que todo país emergente necesita y esta es la nueva posición de salida con la que debe de pensarse en España.

El emprendedor necesita facilidades para el desarrollo de actividad. No solo debe de enfocarlos para proyectos que sean de utilidad, aprovechamiento y eficiencia, como condiciones propias de la nueva economía de mercado, sino a demás el emprendedor necesita la cooperación y colaboración de quienes forman a las personas, los que administran los dineros públicos y de quienes deciden por el espacio que quieren para su país en el mundo. Peor que ignorar un problema es el no percibir que existe. Es como la “mala educación” en las personas que su origen siempre está vinculado a la falta de educación en el periodo de formación. Hoy sufrimos el resultado de la permisibilidad en aceptar lo mediocre como normal.

Nada progresará sin la voluntad de reinventase las personas que dirigen el país y aceptan con humildad que deben de adquirir nuevas habilidades para solucionar los nuevos retos. La altivez del funcionario, la prepotencia del educador (que ya sabe todo lo que tiene que saber para el resto de su vida) y el político que actúa como un empresario para su partido. Estas son las tres posibles verdades que hay que evidenciar y lograr que sus protagonistas se transformen para poder pasar a las próximas generaciones en España un testigo (valor país) con futuro en el nuevo orden del mundo.