X_Villafeliche (9) Los desempleados[1] deben de representarse a si mismos. Ellos son los arquitectos de su futuro que podrán resolver si aprenden a crear un mapa mental de su realidad y con ello poder visionar y predecir su futuro. No todos, y es la realidad, podrán volver a tener trabajo, salvo que la sociedad de los que si lo tienen hagan un gran sacrificio por acelerar la economía del consumo y hoy por hoy prefieren mantener una actitud conservadora y cerrar la puerta a la realidad social que esta viviendo el país. Para levantar la economía es obligación presupuestaria generar una nueva educación que discipline a las actuales generaciones afectadas por el desempleo o las que aún no lo están. Adquirir esa cultura que de forma natural nace espontáneamente en los jóvenes de los países emergentes: La necesidad de aprender; generar una ética con valor social; trabajar para dejar un mejor país a las siguientes generaciones. Ser inversores con nuestro trabajo y no simplemente consumidores de nuestro tiempo.

Conocerse a si mismo. Nada podrá hacerse para educar-formar a las personas —en situación anómala—, si no se logra estabilizar su mente —inconsciente— para que su cerebro pueda analizar las partes del escenario social que envuelve a la persona y pueda mapear un nuevo pensamiento que sea la mejor de las posibles soluciones a su problema, en este caso tener un nuevo trabajo. Que nadie espere, que quienes están en situación de privilegio laboral, pueda hacer una introspección en la mente del desempleado y pueda decidir mejor que él lo que hacer, cómo y cuando. Al desempleado hay que ayudarle a que sepa apreciar a lo que puede aspirar, que oportunidades puede él crearse con su esfuerzo y a como fortalecerse en los casos que no tenga oportunidad nunca más. Esta es la realidad de los actores básicos en el mercado laboral: Los trabajadores

Economía del Empleo. Las políticas empresariales y sociales analizan al individuo como una unidad productiva, es decir por lo que potencialmente puede desarrollar por las destrezas que se le presuponen y muy pocos de los agentes que tienen por trabajo la creación de empleo se paran a pensar y menos a analizar en la situación de la conciencia de esas personas potencialmente productivas <a los resultados me remito>. Los planes de formación no se sustentan en base a la predisposición de aceptar ser formado por parte el individuo, lo hacen forzando la obligatoriedad con amenazar administrativas. Los fundamentos de cómo hacer mejor la tarea de formación tiene fórmulas que son ignoradas por los educadores. Hay ideas cono las Kart Popperlos en su descripción de los “tres mundos del conocimiento”. El primero: razonar y predisponese sobre la verdad real y la realidad de las situaciones. Atender a las percepciones subjetivas personales, experiencias y conocimiento. Y en el tercero los productos objetivo abstracto —pensamientos—que creamos aprendiendo nuevas habilidades físicas o cognitivas. Un marco formativo, que según Popper, tiene dos sentidos diferentes: Conocimiento [2] y Pensamiento. Desearía equivocarme pero la formación que hasta ahora conozco se ejerce en España, se limita en un “aquí tienes esto” ¡apréndetelo! y poco más y cuando además es en formato online, el sistema empleado se rompe, la interconexión no es efectiva y se crear una barrera para el docente el no poder conocer qué piensa y qué ocurre en la mente del discente —alumno—. Imposible por tanto, detectar quiénes tienen capacidad para desarrollar nuevas actividad emprendedoras, de los que disponen de ingenio y voluntad de obtener la capacitación que le catapulte fuera de la situación de desempleado. Mucho “hay escrito sobre la formación”, poco es lo que se aplica en España en la educación a desempleados… ¿Se tendrá primero educar a lo educadores? ¿Quién asume este reto?

Anatomía para adquirir educación. Mente, cuerpo y cerebro como los tres ejes base para la formación del ser humano. Todo lo activa las bases bioquímicas y neurales de las emociones y los sentimientos en el inconsciente. Y, con ello se crea la conciencia y se enriquece la inteligencia adaptativa. En situaciones como la traumática del desempleo se estimula toda la actividad mediante su regulación neurobiológica instintivamente orientada a la supervivencia. El lenguaje, la conciencia moral y la creatividad son los tres rasgos del ser humano que no se habrían desarrollado si no tuviera conciencia y la estimulación con la innata “curiosidad” que caracteriza al ser humano. Si la curiosidad es el primer factor para activar la biología de las personas, la educación debe de empezar con esta actividad cognitiva: Primero despertar la CURIOSIDAD

Entender la realidad. Y, “el cerebro cobró conciencia de sí mismo” y la de los demás. Llegar a este punto en la clave para que las personas logren predisponerse para adquirir una nueva educación. Un individuo afectado por el desempleo o por endeudamiento financiero, debe de sobrevivir a “su crisis” contando con los recursos resolutivos que le aporte su mapeo mental —pensamientos—. La ayuda que debe recibir de los demás es la de aprender nuevas destrezas. Formarse para adquirir conciencia y valores y lo fundamental, visualizar donde está y entender a los demás. Nada fácil y es el reto constante que distingue a los que saldrán de la crisis. Nadie que no entiende su entorno podrá tener estabilidad propia ni tomar decisiones en la dirección adecuada.

El trabajo del docente. Hoy solo son válidos los que sean capaces de trabajar emocional y mentalmente a sus alumnos. Los formadores de personas (organizadores y docentes), deben de llegar a la mente como el origen donde deben de elaborarse los nuevos pensamientos que el alumno—con su esfuerzo adaptativo—, las asimilará y las podrá aplicar a en sus soluciones y necesidades. El docente debe antes que pasar al menú para formar capacidades el estabilizar la emotividad del alumno aportando emociones —conducidas—, para que, por si mismo —con la actividad de su cerebro—sea capaz de crear valores y motividad. Esta tarea la denomino: NECESIDAD.

Captar con la biología de la curiosidad sistemática del individuo que este emplea instintivamente para sobrevivir y que aprenda la necesidad de que debe hacerlo.

El binomio para recepcionar la nueva educación esta después de cruzar el puente: de la CURIOSIDAD y la NECESIDAD.

El medio en que habita un desempleado es muy complejo. Para que un ser humano pueda adaptase y controlarlo debe de medirse con él mismo y su entorno en cada suceso que deba de superar, cada día, constantemente. Este trabajo lo realiza biológicamente respondiendo a los cambios del entorno con un esfuerzo de homeostasis de todo su sistema cognitivo y físico. El hombre mientras tiene vida muta lo que haga falta para sobrevivir. El cerebro capta las incidencias y la mente elabora la solución en base a la memoria subjetiva y la apetencia de su YO en este momento. Es la respuesta cerebral de la evolución a la necesidad. Autorregularse, tener conciencia, para encontrar el equilibrio que mejore la adaptación de la especie y sus individuos al entorno. Los humanos buscan siempre el equilibrio social que mejore su adaptación al medio. Con nuestro cerebro podemos vencer los problemas y trascenderlos. La solución de España está más en la predisposición de los docentes para ayudar en todos los niveles de la educación y mejor aparcar las soluciones políticas o de organizaciones empresariales, si son como las que hasta ahora se han aplicado. En crear microempresas, nano emprendedores, investigadores y una promoción de formadores para el empleo es la necesidad de todos para con todos.

Más sobre el tema:

I) ¿Dónde están el 3.000.000 nuevos puestos de trabajo que necesita España? Pues aún en la mente del millón de personas que tienen que generarlos. ¡Ah!… y van pasando los días… (I)

Siguiente post: (y III) Cómo capacitar más de 3.000.000 de personas en cinco años, para activar la Economía Empresarial en España


[1] Y, desempleadas, por supuesto — licencia del autor—

[2] Conocimiento en el sentido subjetivo, estado de ánimo con una disposición reaccionar