X_B_mano dedos_mLa venta depende del nivel de compra de la población de consumidores y estos están hoy en un proceso de polarización agrupándose los que tienen recursos económicos y los que carecen de ellos. Este fenómeno está transformando las posibilidades de negocios de las tiendas. Los pudientes aunque se retraen como ahorradores impulsivos cuando compran buscan diferenciación, marcas y distinción que los identifique como económicamente pudientes. Los que pobres de recursos que cada vez se retraen más de comprar cantidad de artículos y en siempre basándose en el precio.

El sector infantil aporta productos de relativa necesidad y prescindibles de ser comprados, por ello la eficacia en el acto de vender ante un cliente asiduo u ocasional debe de realizarse con excelencia profesional dentro de un punto de venta perfectamente estudiado para seducir al potencial comprador. La polarización de la clientela obliga más que nunca a la perfeccionar la gestión de venta y fidelización del cliente. Los gestores de negocios deben de asumir que solo con nuevas habilidades aprendidas en base a experiencia actuales pueden significar el mantener el negocio u tener que cerrarlo. Hoy no se puede aprender de la propia experiencia y cometer errores en este proceso. Cambiar mejorando es la innovación hacerlo basándose en el talento de otros es la INNOVACION ABIERTA.

Si transportamos esta experiencia actual en la gestión de los negocios a aquellos que quieren empezar como emprendedores en el segmento del retail infantil, con tiendas propias o franquiciadas, ante la incertidumbre del mercado y la baja economía de consumo, solo van a tener una primera oportunidad de implementar el negocio atendiendo todos los componentes y entresijos del mismos para tener éxito. Los empresarios veteranos lo saben y muchos se arrepienten de no haber construido su negocio en base experiencias probadas en vez de haberlo hecho siguiendo su instinto muchas vences nublado por la ilusión de regentar una tienda-negocio.

Solo la preparación, disponer de las capacidades que requiere gestionar una tienda y las habilidades cada día cambiantes en la gestión del día a día, puede asegurar que el negocio sea rentable.

El negocio retail depende de la economía de la población, de su capacidad de ahorrar y del dinero que dispone la gente para gastar. La situación en el inicio del 2011 da mucho que pensar. El 36% de los españoles no cuentan con ningún tipo de ahorro, viven al día. El 18% tienen medios económicos para sobrevivir un año. También es cierto que el 44% de la población cuando hacen una operación o una compra lo hacen impulsivamente sin análisis comparativos. Pero esto va a cambiar ya que el 25% de la población se está planteando como mejorar sus conocimientos financieros [1]y un 19% también están buscando ayuda para aprender a administrase mejor.

Todo ello implica que la población, por necesidad, está en la fase de meditar en que se va a gastar el dinero. Las tiendas van a tener clientes más mentalizados a comprar justo lo necesario y menos por impulso emocional, si es así, las tiendas que no estén en su gestión en un nivel de excelencia dejarán de tener resultados positivos.

El mundo retail debe de apoyarse en la INOVACION ABIERTA para progresar sus sustos todos los compontes de la cadena de valor que empieza en la inspiración del diseño y acaba con el cierre campaña positivo.

Los fabricantes deben de exigir a los gestores de tiendas que al igual que los primeros trabajan para lograr la mejor logística y productividad que los puntos finales de venta tiendan a la excelencia basada en el conocimiento y la formación y erradicar la mediocridad en la gestión de los negocios retail.


[1] Estudio elaborado por Grupo ING