X_Sevilla1 (217)En el paradigma de la innovación se trama una red de relaciones causa efecto en todas las direcciones y ámbitos, donde las personas y los medios técnicos son los protagonistas. Ambos influyen en el resultado final el éxito o fracaso se una promoción innovadora y lo que más es si se pretende desarrollarla sin método ni disciplina.

Las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación, son determinantes en los procesos innovadores. Son las herramientas para lograr con su intervención, el desarrollo de las soluciones. Tanto en el proceso de trabajo para su aplicación directa, como ser ellas mismas parte de la solución. Y, siempre como como el integrador complementario para lograr establecer el flujo  de comunicación efectiva entre los equipos de trabajo. La comunicación es también fundamental para que al final de un proceso innovador, poder  presentar a la sociedad final usuaria el producto o el servicio finalmente desarrollado. Y, posiblemente lo más importante para abrir la puerta de futuros desarrollos basados en la innovación, el haber creado una  RED DE COMUNICACION , que se haya consolidado una comunidad efectiva y que de paso a una singular: UNIDAD INNOVADORA

En todas las actividades innovadoras el empleo de TIC es algo implícito. Sobre todo cuando se trabaja en procesos implicados en importantes transformaciones es decir en: INNOVACION RADICAL.  Disruptiva positiva, pero que afecta a distintos ámbitos internos y externos de las organizaciones. Cambios de deben de digerirse y abrazar si antes se han tenidos experiencias de otras múltiples innovaciones incrementales en otros proyectos y en en distintas actuaciones tácticas. Para que la innovación disruptiva no gane enemigo y tenga el riesgo de ser rechazada (independientemente de su valía), es necesario diseñar la mejor anatomía constructiva desde las bases de donde surgirán las originales alternativas. Toda innovación radical debe de una forma sencilla y entendible por todos las repercusiones positivas que tiene y la concreción de las migraciones necesarias, sobre los procesos existente dentro la organización en cuestión y las sincronizaciones con todas las personas receptoras del resultado objetivo. Anatomía (Proyecto), Repercusiones(Disrupción), Migraciones (TIC) y Sincronización (Personas):  4 claves del progreso para una Innovación Radical.

Además está la condición de escalabilidad a las futuras TIC (la revolución tecnológica, aporta una sorpresa cada día). Las soluciones por tanto deben de ser “abiertas”, es decir, que además ser cumplir como la solución definitiva para los requerimientos comprometidos debe de tener capacidad camaleónica para poder transformarse en generar nuevas prestaciones que resuelven los requerimientos futuros y que deben de prever poder absorber y si es necesario migrar a tecnologías venideras. De no cumplir esta condición nada más acabar un proyecto en cuestión, ya empieza su cuenta atrás para entrar en la fase de obsoleto, transformase en un “perfecto gasto sistémico” en vez de ser un activo apreciado y rentable.

Muchos y costosos desarrollos se han realizado sin tener en cuenta en las condiciones básicas para poder tener éxito desde su planteamiento. Se ha activado la realización  sin visión de futuro, condición que en la Innovación Radial es determinante. Nunca puede tratarse como si fuese una Innovación Incremental que siempre a la vista de poder obtener resultados a corto plazo los órganos que deben de aprobarlas las aceptan mejor por entender que soportan menos riesgo de fracaso. Cuando una organización sustenta su desarrollo tecnológico en sistemáticas Innovaciones Técnicas o Incrementales, llega un momento crítico de decalaje entre las prestaciones en eficacia. Hay innovaciones qua nada más nacer, ya están enfermas. La causa esté en los límites de competencias de sus propios promotores. Entristece observar este mal arraigado en muchas organizaciones vitales hoy, para el desarrollo del país. El ombliguismo de sus CO y la ausencia de criterio por inexperiencia en las especificaciones en el momento de la definición del proyecto y su compra. La cultura de la INNOVACION ABIERTA[1] no está en los planteamiento decisorios en la mayoría de las organizaciones, factor sumados  al blindaje de los directivos CO para aceptarla. Cada uno, es rey de su saber y lo grave es que los demás dependen de sus decisiones. Esta es la conducta que hay que reeducar. Trabajar la cultura de la Innovación puede hacer mucho para cambiar actitudes. La INNOVACION es la herramienta del CAMBIO.

Hay organizaciones que consumen mantenimientos tecnológicamente insostenibles y que están soportados en los presupuestos de gastos por mantenimiento ante la amenaza de su imprescindibilidad. Barreras insalvables que limitan incorporar nuevas TIC y expandir nuevas utilidades demandadas por los usuarios en sanos presupuestos de inversiones. Saber defender estas necesarias intervenciones en proyectos radicales es un el nuevo oficio a aprender.

Dos casos, como ejemplo que requieren urgente solución: Las plataformas eLearning de las universidades y la gestión formativa en las políticas de empleo… entre otros. La primera para rentabilizar las universidades “de piedra” y la segunda para lograr una acción masiva en la formación de desempleados, como la única palanca, hoy conocida, para levantar nuevos puestos de trabajo cualificados y activar la formación continuada para superar los mínimos de productividad que requiere el mercado global.

Solo la formación de los dirigentes que están en lo alto de la pirámide de las decisiones puede cambiar la tendencia del gasto en medios obsoletos a la inversiones eficaces. Conocer la posibilidades de de la INNOVACION RADICAL, es la asignatura a aprender y poder llevarla a la práctica es de las pocas salidas que disponemos para el despegue del País. Sin INNOVACION no hay posibilidad alguna para la COMPETITIVIDAD y la reducción del Gasto Público.

<Próximo post: La base científica está por delante de opiniones mediocres >


[1] Planteamiento que permiten la intervención de talento externo a la organización.