X_Dali-9 023Hoy los ciudadanos de España comulgan con la democracia. Sí, lo harán todos aquellos que realicen el acto de votar en las elecciones municipales. Muchos descontentos y otros a gusto dependiendo de que el actual modelo democrático les haya sido favorable o no. Si gozan de una buena salud económica para estos bien por aquellos de “ancha es Castilla”. Otros, los que están asumidos en una situación de desamparo y ya afecta a millones de ciudadanos en España, pueden estar seguros de que ignoran los derechos intrínsecos que les brinda la democracia. La educación recibida y la conducción de su comportamiento con la banal “neocultura” los mantiene hasta ahora congelados ante las injusticias amparadas en la transformación siniestra del estado de derecho. La democracia está concebida por el hombre para que con sus mecanismo sitúe al hombre en el mejor estado de bienestar posible y a todos por igual en lo básico, como el derecho a tener un trabajo que permita vivir dignamente. Si esto no ocurre algo a cambiado. ¿Es que hombre que ha evolucionado a peor? ¿O será que el estilo de democracia aplicado está fuera de tiempo? ¿Es el efecto siniestro tardío de la transición después de la dictada? ¿Tal vez, es que el hombre vuelve a ser el "Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit."[1]?

Ha llegado el tiempo, en que todas estas preguntas van a ser respondidas. A mí me ha venido bien recordar lo qué es democracia y el cómo los españoles llegamos a ella. Recordar como prólogo la esencia social de la casi olvidada Transición Española: es el periodo histórico durante el cual se lleva a cabo el proceso por el que España deja atrás el régimen dictatorial del general Francisco Franco, pasando a regirse por una Constitución que consagraba un Estado social, democrático y de Derecho. Y, que la Democracia [2] como la forma de organización de grupos de personas,…

… cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido estricto la democracia es una forma de gobierno, de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.

Poder reflexionar sobre los varios modelos de Democracia como es: democracia directa cuando la decisión es adoptada directamente por los miembros del pueblo. Hay democracia indirecta o representativa cuando la decisión es adoptada por personas reconocidas por el pueblo como sus representantes. Por último, hay democracia participativa cuando se aplica un modelo político que facilita a los ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas o cuando se facilita a la ciudadanía amplios mecanismos plebiscitarios. Estas tres formas no son excluyentes y suelen integrarse como mecanismos complementarios.

¿Habrá una segunda transición para ajustar la democracia a la realidad actual de los individuos en España? ¿Hay suficiente gente que lo desea? ¿Lo consentirán los que dirigen el poder y riqueza con su plato de garbanzos cada día asegurado cada día, pare él y hasta su siguiente generación por la riqueza acumulada lograda con las “oportunidades de la democracia”? ¿Y, lo que tienen tanto dinero que les permite que sus hijos pueden estudiar en caros colegios?… Malos tiempo vendrán para lo que tengan que ceder poder y privilegios.

La nueva democracia la deben de pedir, los afectados por el incumplimiento de la Constitución en sus vidas. La Justicia para tener medios para ejercerla en tiempo y forma. El colectivo de funcionarios para poder generar innovación aplicando su conocimiento en la Administración Pública y no tener que doblegarse a los continuos cambios en los objetivos nacionales que la alternanza de políticos el poder les obliga a realizar cada dos por tres. Los empresarios como motor para generar riqueza útil y puestos de trabajo, tenga el apoyo de la Administración del Estado. Y, sobre todo el maestro de educación primaria y al profesor de universidad para disponer de medios que les permita EDUCAR como antesala imprescindible para después FORMAR de forma eficaz a las nuevas generaciones. Que la sociedad del conocimiento sepa captar para reciclarlos a toda la generación de políticos en que han olvidado los principios democráticos y bajo la soberbia y la “codicia partitocrática”, se han perturbado y transformado su personalidad transformándose en individuos peligrosamente sociales. Si los jóvenes son capaces de entenderse, habrá cambio. Los adultos hijos de la transición ya han hecho su trabajo… hay que permitir que otras inteligencias puedan decidir el futuro de España, ya que será su futuro. La democracia no puede ser una lucha en que se establezca de que muchos de sus participantes solo intervengan para ser golpeados sin consideración y sin posibilidad de respuesta alguna, por el efecto perverso del modelo de elecciones políticas, caduco y dictatorial ya que solo es bueno para los profesionales políticos para proteger sus feudos partidistas.

Esto debe de cambiar, los jóvenes ya han empezado, los maestros y profesores después y los funcionarios lo harán cuando ven peligrar sus privilegios, hoy sostenidos por el sistemático endeudamiento del Estado Español… al que le queda ya poco fuelle en la confianza internacional. La generación de los indignados no ha hecho nada más que empezar a reclamar lo que es suyo democráticamente.


[1]Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro”

[2] Wikipedia.