X_Dali-9 055_2Ya no hay tiempo para seguir filosofando, en la imposibilidad de exigir eficiencia óptima a los Empleados Públicos. Tampoco lo hay, para no poder aplicar la legislación funcionarial al respecto disponible y que los altos cargos eluden aplicar. Muchos son también los que deben de dejar los puestos que ocupan si no acreditan capacidad para las dos misiones básicas fundamentales que en estos momentos de crisis se reinvente la ética para el trabajo y el esfuerzo como base del progreso: LA DOCENCIA para recuperar la formación de calidad para la juventud y los que ejecutan responsables las  POLITICAS ACTIVAS DE EMPLEO, hoy un rotundo fracaso por no tener ingenio para esta sagrada misión. Romper mitos y escusas de quienes cada mes cobran sus dineros por desarrollar actividades con resultados negativos y asumidos sin más cargo que un “levantamiento de hombros”, como si con ellos no fuese el futuro del país. ¡No vale alegar que el discente es inepto! Es EL PROFESOR quién debe lograr hacerlos aptos. Es el momento de no aceptar a los empleados públicos fracasados en la formación de la gente, respaldándose en que son estos los no quiere aprender oficios de utilidad actual. Hay que romper la ineficacia como el gran roadblock por falta de competencias de los PROMOTORES DE EMPLEO y las de los ilusos AGENTES DE DESARROLLO ECONÓMICO, incapaces de asumir la realidad de la su incompetencia, sin competencias sobre los procedimientos de cómo hacerlo, carentes de visión global y anclados en el fracaso por su BARRERA LINGÜISTICA <muy pocos saben inglés> para captar inversión empresarial extranjera .

Valorar el rendimiento real de empleados públicos y que la carrera funcionarial dependa de los resultados; es una necesidad determinante para el futuro de todos. Qué se rompa los muros del corporativismo y la petrificada burocracia y sobre todo que los políticos de conciencia “DEJEN TRABAJAR A LOS FUNCIONARIOS”,

creados para que con su imparcialidad profesional desarrolle la gobernanza activa, focalizada a lo útil y no dejándose influenciar por las políticas partidista. Ejecutar el un nuevo management en la dirección pública. Es una necesidad. Y, no puede confundirse como si se tratase del “monopoly”. ¡Aquí! Con diferencia del juego, sí hay quién pierde; la ciudadanía y sobre todo las generaciones de españoles que hoy aún están en la escuela primaria. Y es justicia reaccionar. En los sindicatos de de funcionarios deben de estar los líderes que sepan descubrir el talento y pedir para ellos que sena premiados y potenciarlo y advertir a los ineptos que España ahora ya no tiene dinero para ellos.

Mirar, <para oxigenar el post>, os explico un cuento que rodaba por los 70 refiriéndose referido al despilfarro en las grandes organizaciones, por del “enchufismo” o el puesto de trabajo a dedo. En las grandes empresas como Olivetti o SEAT y no recuerdo que fuese el caso de Siemens. En este caso, se decía que daban su consentimiento en acomodar a seudo profesionales creándoles un pesebre. Pero vamos a la historia: Y, dice así…<< Se encuentran dos leones en la Plaza de Cataluña de Barcelona, uno muy gordo y el otro famélico. ¡Oye! — Le dice el león delgado al rechoncho— ¿Cómo es que tú estás tan gordo? ¿Cómo te alimentas? Yo, lo paso muy mal intentado pillar a gatos y comiendo de la basuras. — el gordo lo mira, se ríe socarronamente y le responde— ¡Mira chico!—, hay que buscar donde hay despilfarro. Y yo he encontrado mi filón. —Y le explica— Por las tardes me escondo cerca de la empresa Pirelli, en la esquina de la Gran vía con Balmes y cuando salen todos los empleados en multitud, a la hora en punto. Yo, cazo uno de ellos. ¡Te lo podrás creer! que llevo así seis meses, y aún los que me he comido no los han notado a faltar, … — ¡Compañero!—le dice el león flaco al gordo— ¿Tú sabes cómo se va a la zona franca, y que horario hacen en la SEAT?… >>

No es el caso, el hacer desaparecer trabajadores públicos por decreto o imposición por imperativo presupuestario. Si el de crear incentivo variables a los resultados en sus dos componentes más importantes: Promover la INOVACION para mejorar la eficiencia y REDUCIR GASTOS para soportar el paso de los más de tres millones de empleados públicos. Es el momento de decir a los jefes de la Administración Pública, sin miedo, de que proponen para estos cometidos ya que son los que deben de guiar como entrenadores a sus equipos al mejor estilo del “aprendizaje adulto”[1]: que en esencia dice que el individuo que tiene responsabilidad de su propio aprendizaje y de todos sus compromiso, debería “ser guiado, más bien que ser conducido”. Es el momento de entrenarse para ejercer la nueva gobernanza que España necesita < y sus políticos incluidos sean del signo que sean>. Aprender lo necesario es una necesidad vital. Aprender de profesores como Xavier Marcet y Francisco Longo, entre otros y atender a catedráticos visionarios sobre el coste insostenibles de la Administración Pública; es un ejercicio muy recomendable y necesario. Cuando los funcionarios decidan independientes de los políticos y los empresarios  levantar España. Será el día en que la innovación y el talento sea el protagonista de estas organizaciones.


[1] Idea de Malcolm Knowles