En entorno que rodea la emprendeduría es negativo, por parte de muchos stakeholders que nada contaminan una y otra vez alertando que el mercado laboral “no se levantará”. Actúan como aquel nefasto general que arengaba a sus soldados, antes de la batalla con información del desastre sobre otras contiendas pérdidas. Romper la ilusión por un posible progreso es un mal augurio y su consecuencia es una derrota casi asegurada. No es posible intentar e invertir en el esfuerzo de ganar, si no se logra emocionalmente creer en ello. Hay que motivar para la lucha y procurar que todas las fuerzas de alineen para promover el intento de vencer. Caso similar es el mal apoyo moral que una gran mayoría de profesores, economistas, agentes de bolsa y hasta catedráticos, plantean cada día a través de los medios de comunicación, ello es posible lo hagan como un acto de autojustificación de su falsa valía. Mal asunto, con su repetición de la mala situación y solo visionando el pasado solo logran la desmoralización de los individuos potencialmente innovadores y futuros emprendedores. Los únicos que tienen la posibilidad de crear nuevos puestos de trabajo ya que ni las AAPP están por esa labor en el próximo quinquenio.

El futuro de la economía para generar nuevo empleo, no debe de construirse sobre la base del modelo perverso del pasado, donde estaba en primer plano baja competitividad y falta de innovación. Aportar a la sociedad, talento, nuevas ideas, ingenio es lo que los mencionados “eruditos” deben motivar. También  y es la hora de la verdad, quienes gobiernan en la Políticas de empleo, deben de cargarse de esa dosis de coraje y enfrentarse y parar los pies a quienes intenten desmotivar a la población trabajadora, que bastante tiene con sobrevivir cada día lai inseguridad en que el trabajo se acabe.  Plantear el futuro laboral en España formando profesionales con la las acciones formativas que no estén focalizadas a los nichos de innovación es repetir cursos y prácticas al mejor estilo de “más de los mismo”, con tendencias la fracaso.

La Admistración Pública y docentes, deben de empezar a cambiar desde las universidades hasta los institutos de segundaria, y deben plantearse una nueva educación aún por diseñar como en la de las “FORMACION DE EMPRENDEDORES”. Es prioritario, sin ello no hay nuevas empresas ni trabajadores y de forma directa la merma en tributos para el Estado.

image

Cuatro puntos para reflexionar

  • Los futuros jóvenes empresarios de las próximas dos décadas, están hoy en las aulas de las universidades e institutos. ¿Cierto?
  • En las listas del paro, entre los 5.000.000 afectados por lo menos hay un 250.000 potenciales emprendedores con urgente necesidad de formación. ¡Qué nadie lo dude!
  • Educar en el “paradigma de la Innovación” a Funcionarios y Docentes para activar el “pensamiento emprendedor”. Es innovar en la docencia: ¡Hay que formar a los docente!
  • Redistribuir recursos económicos de los planes de formación, —qué ahí están y son muchos—, para atender los requeridos para formen en: Business Innovation & Skills. La opción útil y eficaz para construir la economía del trabajo. ¡Innovar en los recursos formativos para INNOVAR!

Hay aún mucho que hacer para ganarle la batalla al paro. ¡Qué lo sepan bien quienes lo ponen en duda!  Pero es posible progresar, si se establece como la misión fundamental de todos.

Datos que descubren y confirman los nichos donde haya que trabajar. Todos ellos apuntan apuntan en una misma dirección: Activar la nueva cultura de la innovación. la clave está en crear nuevos productos y servicios y ello solo es posible si “levantamos de las listas del paro” a nuevos emprendedores. Esta es la diana a focalizar los esfuerzos formativos, hay que cambiar la tendencia de estos dato abrumadores: “El 52% de los negocios en España carecen de componentes innovadores, el 30% con algo de innovación y solo el 18% señalan los propios empresarios son productos o servicios innovadores”[1].

  • El primer planteamiento, es conocer que productos innovadores pueden tener un espacio en un determinado segmento y/o territorio. Es decir establecer la demografía empresarial.
  • Segundo investigar  que productos innovadores en otros países avanzado y desarrollados ya están creando mercado .
  • En tercer lugar motivar la educación sobre potenciales emprendedores para atender las potenciales demandas.

El objetivo educacional debe establecerse para logar girar le geometría de la NO INOVACION a la de PRODUCTOS INNOVADORES.

No nos engañemos, esta es la dirección a la que deben de apuntar los expertos en las administrar los recursos para levantar la economía. No en cientos de cursos que logran que la gente sea un poco más sabia pero a su vez más pobre, ya que no tienen utilidad para ayudarles a encontrar un puesto de trabajo ya que estos están después de levantar la economía de consumo estimulando el mercado con nuevos productos basados en nuevas necesidades. Así en en neocapitalismo: Mas consumo, mas PIB, más puestos de trabajo como doctrina capitalista cada vez más arraigada a la crisis, basándose en la revolución tecnológica y en la internacionalización de los mercado. La innovación para crear nuevas necesidades y parar las importaciones. Las competitividad para activar las exportaciones.


[1] Según el estudio internacional Global Entrepreneurships Monitoring-GEM; 2011 Fundación de la Innovación Bankinter.