la cris de va¡La reconstrucción de la economía está despertando en España. Tres señales: Qué los proveedores cobren esos 30.000 o 40.000 millones de deuda de la administración aún a costa de más deuda y de dar otro caramelito a la banca porque el pago se realiza mediante una especie de factoring para cobra las facturas y el banco se llevará un buen pellizco cuando negocie con la misma las condiciones con la administración. Las nuevas condiciones de contratación. Y, en tercer lugar los jóvenes que empiezan a integrarse en el problema a entender que ello debe de ser “parte de la solución” si quieren tener futuro.

-El orden establecido ha cambiado por el poder capitalista se va notar diferente. Ya no les beneficia los políticos corruptos, ni los banqueros denoten la enfermedad de la codicia y errar de sus operaciones empleando el dinero de los demás. Ha llegado el principio del punto final de los sindicatos en su papel de representes y conductores de reivindicaciones sociales de quienes trabajan en grandes empresas, despreciando a los demás trabajadores y deberán pasar el modelo de “participantes” en la economía empresarial para el logro de la productividad. De azote deben de reinventase en ser parte de la “inteligencia” del progreso económico. La recuperación va a empezar por qué se va a activar la cultura emprendedora para crear nuevas empresas. El orden del progreso parte de la figura clave del prosumer para crear nuevas necesidades, desarrollar las mismas y activar el ciclo de la economía.

La nueve economía va a depender con nuevos valores y ética en las empresas, mejor dicho, mediante “las personas” que forman las empresas. Aprender a relacionarse, sumando valores individuales y asumiendo el aprendizaje constante como factor determinante para potencial el progreso. Son las tres claves para romper la perversidad de la crisis. Innovación sobre lo existente y la creatividad para inventar nuevas cosas son la unidades económicas deseables por el prosumer del siglo XXI. Inventar lo que “yo consumiría” y que los demás lo imiten, es arrancar el motor de producción. Esto funcionará porque es el primer engranaje para que del sistema capitalista arranque otra vez. Para ello hace falta educación y formación (Business Innovation & Skills ) en los jóvenes para que aprendan las normas del juego, sepan emplear los medios disponibles y sobre todo de que sin dinero no pueden vivir en un sistema capitalista que va a dejar de mantener a políticos caducos, sindicalistas trasnochados y a trabajadores ociosos que en breve dejarán de vivir de la sociedad los que no aporten nada a ella.

-Los jóvenes son los paladines para engendrar el nuevo futuro. Su destreza con las nuevas tecnologías y la necesidad innata de progresar, los está obligando a ser los jueces de las adultos ante el evidente espolio de dineros públicos que cada día salen a la luz. Los adultos que hemos permitido impasibles y aún más hasta colaboradores por otorgando poder democrático a esos otros adultos viciados en la especulación, la estafa y el desatino en el empleo de dinero público. Todos somos responsable ante los jóvenes de que esos desalmados durante hayan podido crear sus chiringuitos y enriquecerse, bajo el conocimiento de todos, incluso el del Tercer Poder.

-La educación a los jóvenes para preparase ante lo indeterminado, ahora es clave. Es en lo que los adultos debemos ayudarles en los próximos quince años. La creatividad es cosa de jóvenes por mucho que les pese a los adultos que están al frente de la gobernanza, la administran política y la cultura en la universidad. En las escuelas e institutos, hoy están los futuros técnicos y empresarios que en quince años dirigirán el mercado productivo y consumo. En la universidad están los que ocuparán los puestos decisores en el año 2015.