image… Massive Open Online Courses (MOOC). Toda una acción formativa que prestigiosas universidades

del mundo han creado en formato de didáctica virtual y la ofrecen “gratis” a miles de estudiantes de cualquier origen territorial del mundo: Masivos, abiertos y en línea. Opción formativa que por la buena acogida de millones de alumnos pronostica que la formación ha entrado en un nuevo paradigma para adquirir conocimiento y destrezas.

Hay gente del mundo de la educación universitaria que ven en esta pedagogía en línea más problemas que ventajas. Qué no van a funcionar por falta dinamización de los profesores o ineficiencia en los sistemas de evaluación. Mi opinión es que quienes se expresan así se están acogiendo a los argumentos de fábula de Esopo «¡No están maduras!»

Los “MOOC” son un producto con múltiples dimensiones prácticas, ingeniosas y propias de la era de la TICs. Muchas son la universidades que por falta de recursos o ancladas en le conservadurismo van a ver pasar sin poderse acoger a ella esta oportunidad innovadora que beneficia en muchas direcciones, tanto quienes viven del negocio (con todo el respeto) de la educación, los docentes desarrolladores innovadores que les permite internacionalizase como el discente que recibe un conocimiento en su casa sin discriminación social de ningún tipo.

Algunas caras que forman el poliedro de los MOOC:

1º Son una eficiente “Herramienta de Márketing” que seduce al quién los utiliza como estudiante. Permiten apreciar la “Marca” de la entidad educativa que está detrás del curso. El alumno que se ha prestado a recibir sin reparos en conocimiento etnocéntrico de los cursos es un posible candidato a ser captado para matricularse en la universidad promotora del curso que ha estudiado si el resultado competencial ha sido satisfactorio. Los MOOC son protagonistas de una importante acción social si logran estimular la educación en el alumno usuario del curso. Interesar a un individuo por una materia e inducirlo a querer saber más de la misma, es trabajar el principio pedagógico de EDUCACION como la motivación a desarrollar el “saber”.

Oportunidad de negocio por parte de los promotores MOOC. Pueden explotar económicamente materiales didácticos ya disponibles (muchos amortizados) y también desarrollador nuevos focalizados a segmentos concretos de la población candidata para adquirir conocimientos a los que se les llega como una novedad educativa. Cobrar un dinero por la certificación académica (quién los solicite) es una fuente de ingresos que puede ayudar a muchas universidades a compensar sus precarios presupuestos anuales. Los MOOC es la oportunidad para ampliar el acceso a estudios superiores en muchas universidades del mundo y satisfacer la demanda global de los millones de estudiantes de los países emergentes. El éxito pendiente de lograr es que la oferta de cursos sea la demandada para las nuevas profesiones y necesidades de formación en sectores como: Green jobs; TICs; Gestionar la Nueva Economía Emergente; Innovación en la Empresa y Administraciones Públicas; Comercio y Ventas; Salud y Bienestar Social.

Mejorar la “marca” internacional de la universidad/es que promocionan los cursos. La internacionalización es la asignatura pendiente de la mayoría de las universidades. Muchas de ellas dependen de explotar esta oportunidad de negocio que puede hacer crecer de forma exponencial las matriculas en sus cursos. El futuro de toda universidad cesta ligado colateralmente a su internalización para captar estudiantes de los países emergentes y de los países que están encareciendo el precio de las matrículas compensando la drástica reducción de subvenciones públicas. Las universidades de “piedra” no son la necesidad para atender la demanda universitaria en el siglo XXI, la fórmula mixta es algo que es imparable (Blended Learning). Los MOOC son la avanzadilla a este progreso.

MOOC es poder “picotear” en conocer muchas materias. Oportunidad para poder decidir lo mejor para un estudiante sin tener que pagar por ello y lo peor el abandonar los estudios. Saber que materias son las deseadas por un estudiante y “probar” sin coste. Opción soñada que ahora es una realidad con los MOOC o los COMA (UNED) entre otros. Qué no se quede ningún estudiante sin poder iniciarse en el mundo de la universidad por falta de recursos económicos para probar “pagando” para saber que en lo que está más preparado o más me gusta para pasar a un definitiva matrícula universitaria, costosas y que le ocupara muchos años de su vida.

Promoción internacional de docentes. Oportunidad única hasta ahora, para que miles de profesores puedan ser conocidos a nivel global. Si la calidad de la FORMACIÓN que imparte en su unidad MOOC tiene la didáctica precisa para que el discente logra superar el “cómo” y el “saber hacer” con las competencias y destrezas aprendidas en el desarrollo del curso el profesor recibirá el reconocimiento y mejora su prestigio en el mundo de la educación virtual. Si ello ocurre, se podrá calificar a los MOOC de una “Formación de Primera” (no es lo mismo que excelente) el resultado es que el alumno progresará aplicado lo aprendido en su actividad profesional, cultural o social.

Tengo la información de que el Instituto de Activación Empresarial estará presente en breve, en mundo de la Formación Open, con 24 “Cursos de Primera” prácticos, muy interesantes y en idioma español. Programas que son parte de las más de 100 asignaturas que se imparten como Formación Permanente en convenio con la Fundación UNED (ver catálogo cursos Formación Permanente). IAE está preparada para crear y desarrollar todos los cursos que sean solicitados para impartir a la comunidad de futuros “estudiantes online” y ajustando contenidos lectivos y la didáctica virtual a las necesidades locales de los territorios en que residan los estudiantes de lengua hispana.

Pensar en MOOC, es pensar en abierto, en global y en una opción para la difusión la cultura universitaria. La calidad pedagógica y didáctica virtual ha de estar bien creada y desarrollada. Para lograr una formación de “Primera” la tarea no es nada fácil para la mayoría de los que forman actualmente las universidades analógicas tradicionales y cerradas en un territorio limitado. Parafraseando a Víctor Hugo: “No olvidemos jamás que lo bueno no se alcanza nunca sino por medio de lo mejor. El mundo de la pedagogía y didáctica virtual a despertado con los “cursos online masivos abiertos”.