Neuropolítica, Administraciones Públicas, Artículos de opinión

Alcaldes del 2015. Nuevas normas del juego, ser auténticos no hacer tonterías ni ser indiferentes; los ciudadanos así lo van a exigir en las próximas elecciones

P1020160Complicado papel a resolver lo que se les viene encima. La rendición de cuentas de la legislatura que acabada y al tiempo “ser auténticos” en explicar y reconocer ante los ciudadanos, lo que dejan por resolver y hacerlo “honradez”, (sin filtro político), es el reto de muchos. Poner la transparencia por delante requiere un gran valor. Todo a cambiado, el ciudadano también, ha perdido el miedo para opinar contracorriente (el discurso eufórico de Podemos, demuestra que es posible). El alcalde debe de dejar de bajar la cabeza ante aquellos político de nivel superior, que han errado con gobernanzas basadas en administrar feudos y olvidadas de dar valor más valor a gente. El ciudadano deja la actitud de conformistas y buenazo; la patología política lo ha transformado en exigente y desconfiado.

Hay Alcaldes que se engañan en decir que es la “gente” quién no entiende a los políticos, que hay más buenos que malos y solo destacando estos últimos por sus desatinos. ¡Es cierto!, pero los ejemplos que hemos empezado a vivir `por las corruptelas de clanes políticos, sumando la sinvergonzonería de dirigentes de la banca; todo bajo los ojos cerrados del Gobierno central y los de las Comunidades, han creado esta atmósfera irrespirable de desconfianza y desamparo, que va a repercutir en los futuros alcaldes.

La clase media rota, va a ser el vivero de muchas personas preparadas para asumir los cargos políticos que van a quedar vacantes en la administración local. Se van a marchar quienes prefieren esta opción a la de tener que justificar el incumpliendo de de promesas o chanchullos. También aspiran a ocupar, cargos decisores en los ayuntamientos para cambiar la política, profesionales castigados por la falta de trabajo. Se visiona un relevo en el poder municipal que se va a desanclar de los de siempre que han estado acomodados como modus vivendi o buscando una impropia autoestima por aquellos de “poder mandar”. La administración local moderna requiere cargos decisores que crean en la innovación social como primer objetivo y se pongan como sacra misión cortar al caciquismo ideológico y a los especuladores privados que hasta ahora en muchas poblaciones (sobre todo las pequeñas) han participado desde bambalinas en la toma de decisiones municipales, forzando y apalancando al alcalde a estar entre la espalda y la pared obviado el intereses del pueblo versus el facticos perverso.

El inicio del siglo XXI, la crisis y las prospectivas de la UE, define el momentos en que las poblaciones debe de plantear su futuro… ¿que deben de hacer para las siguientes generaciones? Pensar en innovar para solucionar los problemas de sus habitantes; en sostenibilidad y creación de ecosistemas que permitan crear puestos de trabajo. Recordar la ortodoxia de innovar: La innovación es la aplicación de nuevas ideas para producir nuevos resultados y en el caso municipal en la aplicación de su doctrina debe de lograse que el interés social prevalezca sobre el interés partidista o singular de privados. Los alcaldes llegan a su fin de mandato y no van a contentar a sus ciudadanos confundiendo soluciones con reuniones o el justificar que se ha trabajado con el tener resultados. El alcalde debe de poner negro sobre blanco, en lo ocurrido en su legislatura y no se ha resuelto, no es baladí y requiere un gran valor el para denunciar las causas y responsables, si viene al caso.

Las poblaciones como solo unos miles de habitantes, han estado en muchos casos, sometidas a los requerimientos del establishment político y también, sometidas a intereses superiores que afectan las posibilidades de sus territorios. Muchos ediles han cedido a costa de los intereses particulares de su ayuntamiento, forzados los la ley y presiones superiores. En Catalunya, por ejemplo, está el caso del Institut Català del Sòl , estamento que tiene apalancados múltiples espacios inoperativos sea dentro o colindando con municipios. Situación que no da la posibilidad al alcalde para transformarlo en un valor innovador para su pueblo. ¿Es justo en estos casos de bienes transformables a activos sociales? ¿Se le ha solicitado al estas instituciones la necesidad de cesiones? ¿Es trabajo del un alcalde hacer este tipo de propuestas?… No si se sigue gobernado como comparsa con   la misión de “guarda bosques” de las jerarquías políticos superiores. ¿Debe un alcalde exigir que se cumpla en su término municipal, la actuación de este tipo de instituciones? Recordar la misión del ejemplo indicado <<“La gestió de l’Incasòl consisteix a: l’execució del planejament i dels projectes; la gestió de les expropiacions; els enderrocs; els reallotjaments de veïns; construcció dels nous habitatges, i en el seu cas; la urbanització de l’espai públic, i l’adjudicació dels nous habitatges. Cicle que es repeteix si l’envergadura de la intervenció fa que estigui estructurada en fases…>>

Los empresarios son otros stakeholder con los que el alcalde debe de ver como una fuente de creación de puestos de trabajo al tiempo que recaudación positiva. Negociar que reanalicen nuevas inversiones, y facilitar los trámites legalísticos para ello con el objetivo de hacer crecer la industria y comercio en el término municipal es misión determinante del equipo consistorial. Crear activos reutilizando terrenos e inmuebles y puestos de trabajo bajo la filosofía de ecosistemas innovadora. ¡Es el momento de la creación disruptiva!

Recordar que el alcalde es la máxima autoridad política de la administración municipal encargada de presidir y representar al ayuntamiento. La trasparencia inexorable va a exigir autenticidad sin ambigüedades. <<La autenticidad más que un valor es un resultado, es la concatenación de coherencias profundas que se producen en la espontaneidad, de modo natural. La autenticidad más que planificadle es el ejercicio de una trayectoria, con sus imprevistos, con sus éxitos y fracasos. Charles Handy dixit >>

En los próximos planteamientos electorales, el ciudadano va a exigir un gobierno en la transparencia y conocer que acciones no justificadas le han costado dinero público a la comunidad. Todas las que no han estado correctamente objetivadas, planificadas o administradas. El alcalde del 2015, va a tener que explicar sin vacuidades los incumplimientos de la pasada legislatura y no decir tonterías pretendiendo hipnotizar a sus ciudadanos justificado errores por falta de formación competencial de él, su equipo. Es el momento de tener valor en explicar al ciudadano los problemas no resueltos y el porque´. Los alcaldes no deben de llorisquear creando una comunicación maquillada para justificar errores en sus actuaciones. Respecto al poder y responsabilidad de quién gobierna, Antonio Gramsci lo matizaba con la siguiente puntualización para los indiferentes ante errores: <<El ciudadano debe de ser inexorable y no compartir lágrimas con ellos sin son indiferentes o se presentan como eternos inocentes>>.

La inteligencia expresa pesimismos en estos momentos para la gestión municipal, pero el alcalde del 2015 debe de tener una visión de optimismo sobre el destino de sus poblaciones. Saber plantear nuevas tareas y desarrollos innovadores, incluso sobre todo en aquellas cosas que no existan condiciones objetivadas para su solución, condiciones que deben de superarse con educación y no impuestas, apretando los dientes políticamente y humanamente. Ver las posibilidades del futuro desde la realidad más cercana. Es decir: Trabajar con el optimismo de la voluntad.

Si quieres ganar a favor de tus ciudadanos se autentico, no digas tonterías en tu comunicación ni seas indiferente a las necesidades de todos tus ciudadanos. Un alcalde auténtico, es decir: coherente, no tonto ni indiferente. El alcalde tiene una evaluación pendiente, va a tener que explicar las posibilidades pérdidas en su mandato y convencer a un ciudadano que ha perdido el miedo al poder de quien gobierna, exigiendo que a partir de ahora se gobierne con focalizando al progreso social.

Fuentes[1]


[1] Fuentes: Esteban Valenti; Xavier Marcet; Antonio Gram; Fransesc Santacana

Neuropolítica, Educación, Administraciones Públicas, Artículos de opinión

¿Catalán nacionalista o patriótico, tú qué eres? Solo los patrióticos suman para infundir poder a la inteligencia colectiva de Catalunya

Modica (1)Estas fiestas familiares son propicias para crear espacios donde reflexionar sobre temas sensibles. Es también momento de acordarse de los que no están con nosotros y nos han dejado un ejemplo de vida. También es oportunidad de analizar hacia dónde vamos y cómo superar la complejidad de la sociedad actual que se ha roto con la “no ética” de algunos políticos. Para catalanes, hacia un fin desconocido y aún embobados por las tropelías de la burguesía de siempre, cebada en la codicia por defender su feudo por encima de todo y de todos.

Los catalanes tenemos condiciones complicadas, No somos demasiado simpáticos, si un poco cerrados y muy sentimentales, natos trabajadores y un poco “sumia truitas”, como explica el sociólogo y pensador Salvador Giner. Desde fuera a los catalanes nos ven con mucho respeto y generamos comunidades de catalanófilos que siguen con interés la evolución cultural catalana. No salimos tan bien parados desde España nos ven demasiado ingenuos aunque algunos nos miran con admiración, españoles a los que no les interesamos para nada, nos ignoran, no somos ni tan siquiera un trocito de su mente política y algunos de los que no nos conocen nos miran con desprecio <sobre este último punto, amigos que siguen el blog, me dicen que no es así, pero hay que ser catalán para vivirlo>.

También muchos catalanes no saben si son nacionalista o patriotas, que no es lo mismo. Esta es justamente una duda que estos días se puede prestar, para pensar y resolver. Querer a tu país es ser nacionalista y quererlo de verdad es ser patriota, (aclara el profesor), la educación individual y el comportamiento social tamiza ser una cosa u otra. Por poner ejemplos: ¿Son patriotas?… Los Millet, los Prenafetas, los penados del “caso Pallerols” o el clan Pujol al completo o son simples delincuentes, envueltos en la bandera del nacionalismo. Por su comportamiento no llegan ni a ser corsarios a favor del poder fáctico capitalista. Este gente ha “trabajando” solo para su codicia personal. Esto es lo que hace daño a Catalunya, tanto pirata de rapiña. Esto afecta, por lo menos me afecta a mí, es una indefensión ante las críticas de otras culturas. ¿Es posible que por eso, los catalanes seamos inseguros por naturaleza? En el interior tenemos rabia contenida y el efecto es el de que ofendemos con una facilidad tremenda. ¡Qué vergüenza! me da cuando veo, que políticos pegados al pesebre de sus privilegios que pagamos con dinero público, los defiendes o ignoran. ¿Cómo puedes explicar que “catalans de la seba” en primera línea aún de la “MARCA CATALANA”,

Leer más »

Educación, Administraciones Públicas

La eDidáctica solución para el estudiante 2.0, requiere profesores innovadores disruptivos; fórmula para superar al alumno que no lee

“La lectura es la peor víctima de esta nueva era de la cultura, repleta de estímulos que hiperfragmentan nuestra capacidad de atención”.

X_Dos visionesCientos de miles de profesionales y funcionarios para afianzarse en sus puestos de trabajo, van a tener que aprender nuevas habilidades. La formación Online es la modalidad más práctica y con acceso masivo de estudiantes. Su éxito de impartición depende de tres factores. Profesores con voluntad innovadora disruptiva. Disponer de tecnología didáctica virtual diseñada para el aprendizaje digital Blended Learning. Y, la tercera, desarrollar los contenidos lectivos digitales con los avanzados medios de las Tecnologías de la Información y Comunicación en entorno Red. Todo un nuevo paradigma disponible para poder crear la nueva educación que requieren los actuales estudiantes. A este conjunto formado por la actividad docente, didáctica virtual y medios tecnológicos, lo denominamos: eDidáctica® [1]

La gente ahora lee poco y de muy tarde en tarde. No es por culpa suya y sí del entorno social y profesional que no facilita el tiempo para la lectura como medio del conocimiento. Los dispositivos TICs focalizan al entretenimiento en la red, un nuevo paradigma sin precedente que ocupa parte del espacio de la cultura tradicional. Lo de tener que “clavar los codos en la mesa” para aprender ha sido desplazado por la utilización de dispositivos digitales. La consecuencia ya evidente, está presente en el mundo de la formación. La gente no ve la necesidad de leer. Lo quieres todo digitalizado, disponible allí donde esté, visionable desde su dispositivo personal, en cualquier momento del día y fundamentalmente la mínimo coste.

Leer más »

Administraciones Públicas, Artículos de opinión

Innovación SÍ, pero: ¿Quieres?, ¿Sabes?, ¿Puedes?

mayo-12 (5)Implantar un espacio para la innovación, requiere una actividad constante, duradera y metodología precisa; Si no es así, entonces es que no quieres innovar y tú sabrás porqué.

La actuación innovadora altera el statu quo como todo cambio que altera lo establecido, aspecto que genera dualidad de opiniones llegando a los sentimientos de los individuos cuando transciende hasta llegar altear el confort de estos. La gente aún a sabiendas de que las discontinuidades van a alterar su futuro y no tiene que ser para mejorar, aún así mucha gente opta por un conformismo perverso. La mayoría de las decisiones que tomamos no las dirige ningún pensamiento consciente y ello permite decidir sobre cosas nuevas, sin valorar consecuencias. La innovación para muchos es un proceso no experimentado que su consciencia no lo tiene referenciado. Las decisiones importantes la activa forma automática, el cerebro debe de decir y valorar lo bueno y malo y el inconsciente nos propone su repuestas con la solución que más nos conviene. La conciencia es un pensamiento posterior que se crea con la información que tenemos en el cerebro, sea datos concretos (conocimiento) o algoritmos resultante de tener en cuenta varios de ellos (muchos pueden ser experiencias). Las discontinuidades son un reto para el cerebro que obligan a que el futuro se tenga que replantear de nuevo en cada cada vez que surgen. Mucha gente no reacciona por preferir “no complicarse su vida” (gente anclada en el confort), hasta que las contingencias le obliguen y entonces el espacio para poder innovar ya se ha cerrado. Innovar es crear soluciones para asegurar el futuro de cosas determinadas o abrirlo a nuevas.

Los cambios económicos y sobre todo tecnológicos provocan que las cosas caduquen en espacio de tiempo nunca imaginados tan cortos. Cuando la gente vive en confort, es complejo que se planteen visionar cual sería su nueva situación si las causas que le sustentan el presente se agotan. Muy pocos lo hacen, aún teniendo a la vista desencadenantes, como puede ser la vida los productos que comercializan, la presión de la competencia en el mercado y de forma muy transversal en la Administración pública, el depender de una determinada jerarquía o los cambios que exigen los ciudadanos que van revolucionar respecto a la burocracia Weberiana. La creciente complejidad de las necesidades de la sociedad trae “bajo el brazo” nuevos modelos de gobierno y en las empresas tremendas inseguridades del mercado. Pues, con todo ello, hay más gente que está amarrada a su confort y piensa que ya se moverá cuando no quede más remedio. Cogen distancia con quienes se adelanta a INNOVAR para fortalecerse ante lo predecible. Nada permanece inalterable en el tiempo y menos ahora en países como España en que la economía hay que reinventarla y la gobernanza política tiene detestables fisuras por la corrupción.

Innovar es crear, probar con intervenciones prueba y fracaso para mejorar las cosas. ¿Y, cómo hacerlo? Pues, aprendiendo el proceso de cómo innovar su técnica y management. Innovar NO es atreverse a hacer algo por las buenas o empujados por una inspiración creativa momentánea. SÍ es, INNOVAR un proceso medido para crear y desarrollar medidas flexibles y paso a paso generar cambios siempre con el consenso previo de las personas afectadas en el espacio de aplicación. Innovar también es trabajar para cambiar el pensamiento negativo de los individuos contrarios a la misma, sí, los antes mencionados anclados en su confort, los faltos de positivismo son envidiosos, los egópatas faltos de solidaridad y todos los que se excusan o se oponen a ser aliados al cambio quedarán evidenciados como cargas para la sociedad y esta siempre pasa factura. 

La gente de las empresas, sector que conozco desde hace muchos años y en la última década la administración pública, tienen similar reaccionan ante un cambio. Todos tienen el denominador común de oposición a la innovación y en muchos casos tan siquiera a escuchar propuestas, pero en contra dicen que SÍ hay que innovar. Cierran su inteligencia solo con pensar que se pone en riesgo su confort, ego, rango o protagonismo. Todos ellos ignoran que la innovación, es un acto de rebelión por definición. Es directamente subversivo para infringir las normas y a la sabiduría convencional (Snyder dixit). La innovación bien creada y desarrollada puede cambiar y recuperar la voluntad de sus iniciales opositores.

¿Por dónde debemos iniciar la transformación innovadora? Empleando la intuición, observando el entorno que nos lo va a indicar en aquello donde podemos tener mayor probabilidad de éxito, sobre todo en las primeras innovaciones que vallamos a realizar después de haber asumido el ¿Quieres? y aprendido el ¿Cómo? Allí dónde los profesionales tengan asumido que además del desempeño de sus funciones asumen la misión de querer mejorar las cosas para reducir la aparición de nuevas incertidumbres en el futuro. Hablar firmemente a favor de un cambio, es un acto de valentía en el que se asume el haber superado las preguntas objetivo de este post.

¿Sabes?, ¿Puedes? Es cuestión de formación y aprender su management. ¡Si quieres, puedes!

Educación, Innovación

Universidad. Innovación disruptiva, reacción positiva ante la educación global; atender la necesidad urgente de nuevos ingresos

Dos visionesEn la sociedad de las organizaciones no hay un servicio que nos indique cuando hay que desarrollar innovación. La gente no sabe muchas veces que tiene la necesidad de algo que le es necesario. La innovación está disponible pero desconocemos su existencia, no sabemos lo que es. Desconocemos cosas que tienen valor y no las estamos empleando. Desconocemos cosas que tienen valor para mejorar la universidad y quienes con parte de la misma las necesitan cambiar y lo obvian.

La aplicación de la innovación es poliédrica, tiene muchas visiones, por ejemplo: <<… En innovación es necesario establecer unas condiciones marco favorable que permita traducir los resultados de la investigación en producto de mercado y hacer un mejor uso de las tecnologías digitales como factor clave para el crecimiento de la empresa, incluso en sectores tradicionales…>> como explica David Tornos en su artículo sobre prioridades empresariales[1]. Tormos focaliza en los factores:“demanda real del mercado” y “nuevas tecnologías”. Las dos cosas sobre las que pivota el mercado del siglo XXI. También en otra parte del artículo comenta que debe de mejorarse la competitividad europea, promoviendo nuevas políticas de materia de industria, innovación, energía y medioambiente y ahí hecho a faltar que se olvida de la EDUCACIÓN como el factor determinante para que todo lo demás fluya (por lo visto, en Foment, aún no se han esterado de su importancia). También nombra “innovación” como una actividad tangible, a mi entender se confunde. la INNOVACIÓN es una actividad emocional, voluntaria y yo diría que hasta revolucionaria que radica en las personas cuando estas aportan su talento para mejorar las cosas. La innovación, por lo que voy aprendiendo del profesor Xavier Marcet, es ante todo aunar las inteligencias de gente predispuesta a resolver problemas buscando soluciones para hacer mejor las cosas y dejando de hacer aquello que no tiene utilidad. Todo ello, en un mundo que gira alrededor del cliente final en todas las actividades posibles, es decir el “Cliente” sea un consumidor, estudiante o ciudadano.

La Universidad, la Administración pública y en la Gestión salud, necesitan transformarse en eficientes, transparentes y un nivel de valor óptimo. Necesitan que los profesionales directos, indirectos y de servicios se transformen reinventándose como innovadores. La universidad debe de dar ejemplo de cómo hacerse, y por eso debe de abrir sus puestas e invitar a que se instale en la misma la INNOVACIÓN DISRUTIVA.

Se sabe poco lo que es innovación y así los demuestran todos aquellos que la añaden como farolillo de cola al I+D.

Leer más »

Administraciones Públicas, Innovación

Cultura Innovadora se forma con gente con credibilidad profesional y voluntad de aprender nuevas competencias; crear células de innovación es el medio

La voluntadEl culto al individuo es siempre, en mi opinión, injustificado… para un gran sector de la especie humana el conocimiento y la justicia están por encima de la riqueza y el poder. Y, también… para que una sociedad pueda lograr sus objetivos es necesario que haya alguien que piense y dirija y asuma, en términos generales, la responsabilidad (Einstein dixit) —Venía yo pensando —con los ojos cerrados— en el AVE, aún con dos horas por delante para llegar a la Barcelona. Descifrando el mensaje de varias reuniones con distintos cargos decisores de la Administración pública confirmando el interés y diría yo más, la intención de empezar a implantar Cultura de la Innovación en sus ámbitos de trabajo.

Ahí el pensamiento del genio en que asumir responsabilidad sobre algo es un paso determinante. Están animados y motivados para emprender la Primera Cruzada de la Innovación en España. Van a integrar a todos los empleados públicos que tengan de talento y voluntad para adquirir las destrezas necesarias que les permitan ganar una tras otra las batallas para lograr el cambio en la gobernanza para atender a los ciudadanos que cada vez son más exigentes y participativos y ello lleva a un mar de complejidades a resolver que obligan a crear una cultura y diseños organizativos es decir crear una hoja de ruta para la Cultura de la Innovación es decir una organización viva que genere relaciones, no como hasta ahora que ha funcionado con tareas, funciones y jerarquías. Una Administración pública innovadora se basa en crear vínculos dentro y fuera de ella. Permitir el paso de las ideas (de las buenas ideas) entre servicios y agencias públicas y dentro de ellas mismas.

¡Hola Miguel! — Oigo, al tiempo de un apretón en el hombro—. Ostras, en quién menos pensaba era en ti. ¿Joan, cómo te va?… mira, aquí no hay nadie, por qué no te sientas. —Le sugiero a mi colega— Todo un especialista formado en importante multinacional Japonesa—. Pues vengo muy animado y al tiempo preocupado —le digo—. La Administración pública se mueve, quieren hacer mejor las cosas, se han tomado más en serio que nunca la atención al ciudadano y creo entre ver que también que empiezan sobre todo los cargos directivos, que hay que “aportar valor” a la Gestión Pública o esto no habrá quién lo pare cuando el distanciamiento entre la seguridad de los puestos de trabajo de los funcionarios se distancie aún más de los empleados del mundo empresarial y servicios. Hay ya nadie cree tener futuro profesional a medio plazo

— le explico a mi colega—. Ni yo Miguel —Me responde Joan—, cogiéndome del brazo mi amigo me dice que mientras haya derroche empezando por no aprovechar el talento de la Administración pública es imposible el cambio a mejor. Por cierto, Joan es un experto en saber generar: hacer más con menos. Sí, conoce todo el proceso para reducir “grasa” al menor estilo Kaizen en implantaciones Lean manufacturing[1].

Leer más »

Tendencias, Innovación

Innovar sin tener consolidadas destrezas softskills , es imposible; el éxito depende de estas competencias transversales y sociales

DSCF0245a

Comprender lo que nos rodea (estar de acuerdo o no es otra cuestión) por parte de un grupo innovador es una necesidad, esta información es determinante para poder desplazar o neutralizar posiciones que pueden poner en riesgo un proyecto de innovación. Quién no quiere saber ni oír hablar de innovación son el muro

La voluntad para innovar no basta, hay que temer y, ello se aprende, las destrezas transversales que permitan realizar los proyectos de innovación para que acaben siendo útiles. La cultura de la innovación en España está por descubrir en muchas organizaciones y sobre todo en la Administración pública. Haber logrado un proyecto exitoso, normalmente por una iniciativa personal, no debe de confundirse con la Cultura de la Innovación. Una flor no hace verano, ni dos primavera. Una organización innovadora deben de tener un alto nivel de empleados que conozcan la ortodoxia de la innovación y asuman la doctrina de aplicarla. Hasta para encontrar u empleo es muy importante tener asumidas las competencias softskills y saber comunicar que se tienen asumidas como atributos clave.

Un equipo innovador, con su líder su experto comunicador, un coordinador y todos los miembros con competencias multidisciplinares aportadas por trabajadores de otras áreas, es la anatomía viva de una “célula para la innovación”. Equipos de trabajo que sí puede transformar una organización pasiva a una activa y luchadora para transformarla de forma sólida y profundamente en innovadora.

Un líder innovador, se consolida si formar parte de un grupo y comparte con generosidad sus destrezas, pasión y creatividad, creando así amigos clónicos que lo imitarán. La pasión de un líder es el denominador común junta con el afán de hacer nuevas cosas lo que lleva a la mejora continua en una organización. Un líder pone empeño, fuerza e ilusión en cada proyecto. Sabe superar con tenacidad y resistencia las dificultades. Imaginar que estas cualidades se transmiten a todos los miembros de un grupo de trabajo y otros grupos quieren también ser así para lograr autoestima y el placer del reconocimiento. Cuando este pulso aparece, es que ya hay brotes verdes de “Cultura de la Innovación” en una organización. Nada es fácil pero la tenacidad de la gente con talento son los que pueden superar los problemas de un proyecto de innovación, sobre todo si es de envergadura radical o disruptivo. Las cosas muy pocas veces salen bien a la primera. Un equipo es la clave para tomar decisiones arriesgadas y si se fracasa tener la capacidad resolutiva de analizar el porqué y enmendar el error. Ahí la importancia del responsable de comunicación del grupo, puede proteger al líder mientras reacciona afinando la definitiva solución sin tener que ser este en que de enfrente en primera persona a dar justificaciones. Un buen comunicador es fundamental en una “Célula para la Innovación”.

Leer más »

Innovación, Artículos de opinión

Innovación, creatividad y el inconsciente; romper con lo establecido

Villa Casade (134)

Innovar es… creatividad, un acto de rebelión por definición. Tienes que ser directamente subversivo para infringir las normas y enfrentarte la sabiduría convencional (Snyder dixit [1]). Innovar es una acción que muchos no van a aceptar. Es estar en la vanguardia que muchos no entienden y se oponen. Si todos aceptan lo que haces estás en el campo equivocado. Hacer lo que se conoce no permite el progreso. Ser un experto puede impedir ser creativo (zona lóbulo temporal izquierdo). La creatividad es inconsciente (zona lóbulo derecho). Hay que no ver las cosas como realmente son, el proceso innovador es poner en marcha el cómo entendemos intuitivamente que debería ser.

Los cerebros humanos están frenéticos buscando respuestas a la situación actual ante la inseguridad en los puestos de trabajo. Nadie confía que perdure la situación permisiva de las instituciones para mantener profesionales que no aporten valor a la sociedad.

La mayoría de las decisiones que tomamos no las dirige ningún pensamiento consciente. Las decisiones importantes de forma automática el cerebro valora lo bueno y lo malo y el inconsciente decide la repuestas que más nos conviene. La conciencia es como un pensamiento posterior. Todo está en continua transformación, las discontinuidades hacen que el futuro deba replantarse cada día. La intuición humana para los empleados públicos, como ejemplo de donde hay una urgente necesidad de innovar, les dice que todo va a cambiar y,  para los que están más competencialmente cualificados, su intuición les hace ver que la transformación se basa en emplear la cultura de INNOVACION.

Cuando estamos solos y hablamos con nosotros mismos, la intuición nos dice que muchas cosas van a tener que cambiar ya que la situación actual de crisis ha roto en Estado de bienestar, es insostenible el gasto de la Administración y de una u otra forma esta deberá de reducirse y en ella solo tendrán cabida quienes aporten valor para el logro de “hacer más con menos”. Los empleados públicos saben que gente es útil en su entorno de trabajo y quienes deben de reciclarse para serlo. Todos intuyen que deben de adquirir nuevas competencias para poder emprender muevas misiones y responsabilidades, se crea una nueva situación, nadie será permisivo con quien no trabaje y sí cobre dinero público. Los políticos van a tener que justificarse ante la gente que los vota y van a promover y generar una gobernanza transparente, donde el primer principio será la responsabilidad en el trabajo.

Quién opte por innovar lo hace conscientemente para poder aplicar su experiencia y conocimientos. Decidirse a innovar es dar salida a su conciencia profesional y buscar en esta acción la autoestima. La gente joven que aún no han asumido cargos de responsabilidad son quienes tienen mayor potencial innovador, ya que los mismos no son portadores perjuicios ni han sufrido excesivos fracasos que les limitan la imaginación para acometer proyectos. Intuir en qué cosa de puede innovar es la primera decisión, con quién la segunda y cómo la tercera. No tan solo el innovador triunfa con la “idea”, debe de crear un equipo multidisciplinar y tener bien asumidas las competencias para llevarla a cabo.

Leer más »

Educación, Innovación, Artículos de opinión

Jordi Évole abre los ojos a la audiencia; innovación disruptiva en el mensaje informativo

Almeria-14 (3)¿Qué aún saliendo de la resaca del poder? Pues la verdad que aún no he salido, y saber por qué, porque nunca entré. —Responde con tono pillesco así de cortante — Periodismo y su a cambio radical, en el país de las mentiras; Jordi Évole innova y crea la comunicación disruptiva

Pues la verdad es que has roto el periodismo, ese, el de la confianza de la gente en dejar el sistema límbico de su cerebro a disposición de los demás y de ello se aprovechan los avispados políticos y neoliberales de la economía. Hasta ahora han podido gravar en el mismo, innumerables mensajes encapsulados para falsear la realidad del presente y con ello congelar la mente de la gente para no reaccionar ante la incertidumbre del futuro. —Le pregunta al periodista—.

Sí, es así. —Responde con ojos entornados y giñando uno de ellos— El objetivo de troupes de profesionales (afinados por los distintos ideales), y más aún aquellos que más cobran, es la de facilitar datos para que los ciudadanos no tengan que pensar. Congelar la capacidad de análisis de estos ante hechos, es el objetivo enmascarado, que se asuma tal cual se los presentan y pasen a formar largar colas de contentos y engañados.

¡Yo, no lo veo así!, es más, —dice—, creo que debe de actuarse de forma contraria, tal como ya ha ocurrido con la educación: “Los docentes deben de asumir un cambio total en su rol, dejar de ser depositarios y transmisores de contenidos para convertirse en guías del alumno en la búsqueda y asimilación de contenidos”. Este es el concepto de U Learning. —Yo lo veo así, le dice el periodista—. Creo que ha llegado el momento de hacer lo mismo con el ciudadano. Presentarle datos, drivers y situaciones. Qué juzgue y penalice o absuelva.


¿Ya sabes que muchos de tus colegas te están maldiciendo? ¡Sí, los oigo! —Dice el periodista—. ¡Es la envidia! de no saber cómo innovar en la profesión periodística y lo peor es que la mayoría ni se lo plantan para no jugarse su “puesto de confort”. Pero después de este trabajo, muchos de los mecenas de los intereses de los medios, los estarán mirado a los ojos con la pregunta ¿qué?, y tú qué haces, ya ves que con nuevos estilos se seduce a la audiencia.

 

Leer más »

Educación, Administraciones Públicas

Cultura de Innovación en los ayuntamientos, como el medio para generar Valor Público; no innovar congela la gestión local

El futuro (2)Los ayuntamientos deben de saber que “la innovación es prepararse para lo que viene”. Muy pocos cargos públicos tiene aprendido el concepto de innovación y mucho menos el cómo gestionarlo… y ahí una prueba: ¿Quién en la administración local tiene la capacidad de aprender, señalar y anticipar sobre cosas y situaciones que van a afectar la gobernanza local?… ¿con qué tipos de innovación se resuelven los problemas?…¿qué es innovación incremental, radical o disruptiva?… ¿entienden la importancia de un liderazgo que pueda transmitir una gran lógica de servicio? Qué Alcalde o Regidor sabe que aprendiendo el management  de la  innovación se logra entre otras cosas:

  • Incrementar el valor público
  • Generar servicios de mayor funcionalidad
  • Poder rediseñar procesos más eficientes
  • Enriquecer canales de relaciones
  • Crear nuevas formas de generar valor

Todo son cosas que los ciudadanos aún no saben que pueden disfrutar, y por eso aún no la reclaman. La transformación económica en el mundo, obliga a entrar en un cambio cultural resolviendo problemas reales y evitar contingentes negativos predecibles que vienen de la mano de las discontinuidades. Si no se INNOVA la gestión local no progresa. Eso el ciudadano lo empieza a percibir ya en muchas poblaciones y en las pequeñas con más intensidad. El alcalde y su equipo de gobierno deben de aprender qué es innovación y sus procedimientos y después tomar la decisión de si deben de crea este necesario servicio de innovación en su ayuntamiento o siguen de espaldas al progreso con la previsión de un mal futuro. 

Los alcaldes deben de moverse en un espacio de cercanía con los ciudadanos, es una cuestión sabida y cacareada hasta la saciedad. Pero hoy, antes de llegar a saber que quiere la gente de su población, debe de focalizar su gestión en los medios internos de que dispone para poder cumplir la demanda ciudadana, es decir, en  el personal que forma el organigrama de su ayuntamiento. La mayoría de los alcaldes no tienen resuelta la “Cultura de Observar” a sus equipos de trabajo. Muchos cometen el error de solo PREGUNTAR (“innovación incremental”) a su personal, sobre sus ideas, intenciones o nivel colaborativo con el que piensan participar en la actividad municipal.

Leer más »

Siguiente »
Página 1 de