Neuropolítica, Administraciones Públicas, Artículos de opinión

Municipalismos de verdad; no publicidad engañosa para los ciudadanos

P1020678Hoy el municipalismo asiste a una encrucijada que la provocan algunos políticos en los ayuntamientos que se envuelven en este concepto de organización político social, para ilusionar a ciudadanos con el objetivo de ganar sus votos en estos momentos en que todo lo  popular “gana”.  Es una necesidad el innovar en la forma de explicarlo.

Las campañas pre electorales de los ayuntamientos ya están en su primer hervor. Quienes no tienen recursos intelectuales para seducir a electores, echan las redes de los recursos que suenen bien y es transversal a las capas se la clase media baja y baja-trabajadora, para pescar al mayor número de ciudadanos despistados que forman los grupos del “status socio-económico”. Un medio es la información de resultados comprometidos en la legislatura. Mucho escribir y nombrar cosas resueltas. Sabemos de la poca inclinación que existe hacia la lectura minuciosa y cuando alguien o algo es muy nombrado comienza a convertirse en incuestionable. Es una manipulación de “letra pequeña” por parte de los políticos que son incapaces para razonar abiertamente con explicaciones ante las ciudadanía de las cosas no resueltas.

Otro ardid que ha funcionado para confundir al personal es acogerse a predicar “MUNICIPALISMO”, a estos políticos no les importa demasiada la esencia moral, los mueve solo su objetivo de poder ganar las próximas elecciones. Municipalismos para ellos es la mercancía. Quienes lo ofrecen y no conocen la dimensión de este término se les puede tratar de embaucadores y si son conscientes de la magnitud del término como forma de gobernar y lo emplean en falso, se etiquetan a sí mismos de truhanes.

Muchos ciudadanos conocen el significado de “municipalismo”, no se van a dejar engañar, ellos saben que es la obligación consciente que surge de quienes tienen pasión política para trabajar focalizados a colaborar en la salud política de sus ayuntamientos; no se dejan engañar por los políticos que predican. Ante la situación social, se multiplican las experiencias de ciudadanos que sencillamente quieren «cambiar las cosas» y que para ello empiezan por lo que les resulta más cercano: Su ayuntamiento. Pero surge la barrera, en la ofensiva de personajes que se han colocado en el status de “ser ellos el ayuntamiento”. Al ayuntamiento lo han hecho del parte de su proyecto de vida como políticos de gobierno basados en una intelectualidad carente de ideología sin ideas de cambio que solo llega al espacio de su estructura clientelista.

Este autoritarismo, es un acicate y provocan a todas y todos, la necesidad de cambiar las cosas. Por eso es hora de apartar a los de “siempre” y tomar los gobiernos locales portando idea frescas. Es la hora de asumir la ciudadanía la capacidad de decisión sobre la forma de gobernar en muchos ayuntamientos que han estado gestionados con política paternalista como la mejor de las opciones. Quienes han estado años en el gobierno municipal y, persisten en seguir “tienen un problema” como diría Fromm[1], perder el poder puede ser un trauma para su personalidad. Estas personas pilladas por este rancio condicionante y al tiempo predicando que “ejercer municipalismo”, no son serios con los vecinos de su municipio. Quién así gestiona la gobernanza no puede denominarse municipalista.

La anatomía del municipalismos, que yo entiendo, es la realidad identitaria entre gobernantes y gobernados en un espacio común donde se fundamenta de la democracia en un autogobierno formado por personas capacitadas y elegidas por la ciudadanía y nunca por listas electorales, creadas con nombres surgidos de entre una parte de la población. Las listas de los ayuntamientos deben ser abiertas para no generar con la acción del voto una democracia sesgada. El ayuntamiento que basa su gobernanza en las decisiones de solo una parte de la población entra en el “juego democrático” pero no en el municipalista. Hay un hecho incontrovertible en la concepción sociológica de que el hombre es un animal social. El que no pueda vivir más que en la compañía de otros hombres, empaña la noción también cierta y útil de que por ser cada hombre único, la unidad social indivisible es el individuo humano. Ahí lo que molesta a quién cree en el municipalismos y percibe que otros lo utilizan para mangonear como arma publicitaria en las próximas elecciones.

“El municipalismo es una escuela de democracia”. Es el escalón fundamental de las prácticas políticas de participación y de representación democrática.; dando respuesta a los Ayuntamientos, ¿qué eran?, ¿qué son?… El municipalismo bien aplicado, con la participación de la ciudadanía; facilita a los ayuntamientos aplicar innovación para mejoras incrementales y disruptivas para desarrollar nuevos servicios ciudadano además de compartir proyectos para reducir gasto corriente y burocracia en las políticas municipales. (Pascual Maragall, dixit)

“Municipalismo es gestionar un autogobierno para lograr las mejores condiciones que permitan recuperar la Estado de bienestar fulminada por la crisis sistémica y el saqueo de la perversión política y seguir creando valor para el ciudadano. Municipalismo es decidir colectivamente a fin de  satisfacer la ética en la gestión política y los derechos de la ciudadanía y garantías democráticas. Municipalismo es sencillamente hacer democracia al nivel territorial más cercano: El ayuntamiento.”

En las sociedades actuales los ayuntamientos son los órganos de gestión de los municipios, que están en manos de personas electas, de carácter representativo. En la organización social, política y administrativa actual, son unas pocas personas que deciden y gestionan, tanto la calidad como la cantidad de los bienes y servicios bajo el control del Municipio. Teniendo en cuenta la importancia que ocupan tales bienes públicos en la satisfacción de nuestras necesidades materiales y culturales, no es posible dejar en manos de unos pocos la administración de la riqueza colectiva que se mueve desde el Ayuntamiento y no permitir que lo hagan quienes carecen de ideario propio y se acogen a términos como el de MUNICIPALISMO para deslumbrar a los potenciales electores.

 


[1] Ver: Las convicciones de Erich Fromm

Neuropolítica, Administraciones Públicas

Elecciones 2015. Los cargos electos que han ostentado el poder, van a luchar por mantenerlo; en algunos casos el placer que les proporciona el mandar, ciega ver lo mejor para la ciudadanía

P1010977Los ciudadanos que los votaron ahora deben de valorar con exactitud si han cumplido el programa que los sedujo. Los políticos lo saben y también y temen el nuevo juicio competencial, dependiendo este para volver a contar con su confianza y con ello el voto en las próximas elecciones.  Es el momento del marketing preelectoral y poner todo el ingenio para volver a deslumbrar al ciudadano.  Para ello la acción más inmediata es adelantarse al ciudadano y pueda analizar por su cuenta la bondad de la consecución de objetivos. Para ello, el cargo electo que aspira a ser nuevamente elegido, debe de preparar varias andanadas de publicidad focalizadas a poner  en primera línea solo el “escenario cosas resueltas”; destacando esta  cantidad de cosas por encima de todo lo demás y poder recrear el dato de proporcionalidad comparativa que favorable. Es una forma sesgada de  llegar a la conciencia del ciudadano; cifra core en los próximos discursos políticos. Obviar los comparativos basados el el “peso de interés” de lo transcendental para el futuro del municipio, como puede ser la política en la creación de puestos de trabajo para los ciudadanos en paro, por poner un ejemplo.

La “publicidad escrita  con los lo bueno” y difundirla para sus afine,  es el primer objetivo  de quienes eludir la transparencia mostrando la totalidad de la actividad municipal. Un arma de convencimiento (lo escrito da fe) los titulares de un texto, llegan al cerebro de las personas y desencadenan crear nuevos pensamientos sobre intención de voto. Si el mensaje está “bien trabajado”, la información y permite obviar lo no resuelto o hacerlo transparente para la gran mayoría que no percibirán la información con las cosas no resueltas. Quienes vivan la realidad comparativa de todo lo prometido añadiendo los problemas surgidos durante los cuatro años de legislatura, son quienes disponen de información válida para validad la gestión realizada. ¿Por qué los políticos actúan así, sesgando parte de la presentación de resultados? Solo lo justifica amparándose en la “ley de la conservación del poder”. En base a ella, se centran en no mover pieza y menos informar adrede,  de nada que ponga en riesgo la permanencia y poder perder el poder.

El segundo objetivo es clave para los nuevos candidatos electos. Se basa en lograr deslumbrar a los potenciales electores, con un nueva "lista" de objetivos para la siguiente legislatura. Complejo tema por las actuales limitaciones y políticas de austeridad presupuestaria local. Los nuevos cargos electos deben de promover cosas para mejorar el Estado del bienestar que afecta a la clase media y  trabajadora en su ámbito local. Para lograr la atención de los electores, tienen que ejercitar el pensamiento innovador para crear nuevas y originales realizaciones y desarrollar soluciones a los problemas que no se han resueltos en la legislatura. Si los políticos no actúan con esta transparencia elemental, (de la que tiene derecho el ciudadano),  todo su plan de marketing publicitario los opositores políticos se lo van a echar en cara.

La publicidad basada en un optimismo sin base real y el obviar presentar a la ciudadanía los problemas no resueltos. El problema de quienes anteponen su  irrenunciable la voluntad de seguir en el poder, son políticos ambiciosos y líderes en prepotencia; su ardil  publicitario lo centran en informar solo al segmento de ciudadanos afines y controlados por ellos se acogen al dicho de…”solo se debe de luchar, allí donde existe la seguridad de ganar”. No trabajan para la ciudadanía, solo para sus incondicionales, creyendo que lo ha ha sido útil en pasadas elecciones, se replicará en las próximas. Quienes opten por esta pedagogía política están alterando la ética y democrática. Utilizan la elecciones en su interés personal por ganar obviando la obligación de aportar beneficios a toda la comunidad en general. Todos los ciudadanos deben de disfrutar de información transparente de las situaciones para poder decidir “entre todos” generando mayorías de opinión y NO MINORIAS controladas solo para el fin electoral. Hasta aquí puede llegar de publicidad perversa por la que puede optar un candidato electo afectado por su egoísmo. El siguientes paso es ofrecer sea lo que sea en su “publicidad verbal” utilizando las propuestas de sus adversarios políticos y añadiendo por su cuenta el perverso: "nosotros más".

Estas son algunas de las estrategias para la publicidad, que hasta ahora han funcionado. Muchas son,  menos la lógica y simple la de PEDIR AL CIUDADANO qué es lo que necesita y con ello hacer el programas electoral. Es el momentos que surge la necesidad de la participación ciudadana, agotada por “el más de los mismo”, y repitiéndose  el mismo estilo de gobernanza año tras año con las mismas personas en el gobierno. Los políticos y sobre todo en el ámbito local no se abren para el cambio y esperan seguir gobernando sin innovar.  Se limitan los apalancados cargos electos en el poder a pedir a los ciudadanos una fe ciega en su “saber hacer” y ante su figura de “imprescindibles”… este proceder, me recuerda un pasaje de san Agustín rechazando la controversia pelagiana … “Para Pelagio, el Dios cristiano era un Dios que exigía una obediencia inexcusable a sus mandatos. Y si esto era así, era porque alcanzaba la perfección moral, la santidad, no solo era posible, sino obligatorio. Su principio para resumirlo de forma esquemática: si Dios ordena algo, el cumplimiento estricto de esa orden es imperativo; las órdenes de Dios no son negociables o matizables; si la realización de los mandamientos divinos es obligatoria, quiere decir que es posible; quién así lo haga, será recompensado con la beatitud, mientras que quien falle en su cumplimiento será condenado al suplicio. Todo esto adolece, según san Agustín, una ingenuidad psicológica de las filosofías paganas, y que sobre las mismas había subrayado el abismo que se abría entre la conciencia de la deseabilidad de un objeto y el movimiento de la voluntad hacia él: el hombre puede querer, pero no puede querer su querer”.

Aquéllos políticos que se consideren no profesionales, incluso algunos lo proclaman como un impulso incontrolado de autoestima, y hayan permanecido una o más legislatura ejerciendo poder público, deben de reconocer que ya han cumplido sobradamente con la sociedad (por ejemplo el alcalde y alcaldesa de Barcelona y Valencia) deben de dejar paso y esperar ser premiados por su labor. Esto sería posible si no fuesen obsesos por el poder. También todos aquellos que publicitan que ya han llegado en el desempeño de sus cargos con el  grado de excelencia (competencialmente es el sumun ), deben de retirarse para vivir su éxito y dar paso a siguientes generaciones. Llegar al nivel de excelencia, es ya haber dado ya el ciento por ciento de sus servicios a la sociedad. Otros se posicionan la su hipótesis  de que son imprescindible para que el ayuntamiento no se hunda. Otra forma de  usurpar un cargo y lo peor de este caso, es no entra en sus cabales el formar a un potencial sucesor como barrera para apalancar su puesto político.

Muchos ciudadanos tienen recursos disruptivos ajustados a los nuevos valores que requiere a problemática actual. Si los cargos electos agotados deciden traspasar sus cometidos pueden hacerlo con los siguientes pasos: 

1.- Delegar los cargos compartiendo de forma intensa la información y el conocimiento.; 2.- Comunicar a los stakeholders con tiempo suficiente al nuevo candidato; 3.- Desarrollar un plan de transición por escrito y hoja de ruta que asegure el traspaso;  4.- Comunicar a la toda la organización para proyectar estabilidad el plan de transición; 5.- Crear reuniones cara a cara con todos los empleados influyentes con responsabilidades; Ayudar a realizar una valoración de candidatos.

El poder es un caramelo que crea dicción. Es un espacio que una vez conquistado cuesta mucho de dejar que lo “disfruten” otros. Hasta el sufrimiento vivido intentando solucionar problemas, se torna positivo por el efecto de la adrenalina consumida. Es el momento decisorio: ¿me quedo? o ¿me marcho?… Las ínsulas de querer seguir en el poder, distorsionan las verdaderas causas de los errores y fracasos cometidos llegando a cegar la capacidad parcial del análisis de resultados. Una prueba inequívoca de error competencial es no haber logrado  dirigir con eficiencia los efectivos humanos bajo sus órdenes, y más si estos son empleados públicos (que tiene el deber público del servicio al cliente-ciudadano). A todo esto se suma el factor de si hay  en la gestión del cargo electo prebendas dinerarias, que enjuagan la economía personal. Estos ingresos (legales y justificados)  para algunos cargos electos es otros  anclaje  para “seguir” y ver cómo afinar su marketing personal y que todo esto pase desapercibido en la campaña para las elecciones municipales.

Los cargos electos tienen que así se comportan tienen en su pensamiento "poder del deseo", su conciencia les pide seguir mandando, su cerebro los engaña con que son imprescindibles, no permitiéndole de forma voluntaria dejar el cargo. Los supera su "deseo de poder". Es una aseveración que explica José Antonio Marina, y dónde hace hincapié en el hecho de que el poder es la manifestación primordial de un deseo personal que se enfrenta a otro. Lo mismo que Maquiavelo y Spinoza, quienes aseveran que la esencia del hombre es el deseo y que es necesario cultivarlo. Si bien es posible admitir que el hombre es el territorio de deseos propios y ajenos, no obstante, debemos también reconocer que estos deseos personales, que surgen sin cesar en la selva de nuestros pensamientos, son la principal causa de nuestros sufrimientos. Asimismo, es quizás peligroso compartir el postulado oscuro de que el deseo y en particular el deseo de dominación es la esencia del ser humano.

Y, mientras tanto, los ciudadanos en general creen que “alguien piensa en ellos”… Sobre todo en aquellos que asumen posiblemente sin darse cuenta, el papel del "babau útil" por definir de alguna forma la ingenuidad. La publicidad y el márketing perverso se diseña para que “no puedan pararse a pensar”.  Y, con todo esto ¿Quién sale ganando? en el reparto del "melón" electoral.

Las elecciones municipales es una lluvia de poder que empapa a ciudadanos y los trasformar en individuos empoderados por su derecho al voto. Muchos candidatos asumen las responsabilidades de una gobernanza, creyendo que d la sociedad y su conciencia no les pedirán cuentas de sus actuaciones. Los ciudadanos no deben de permitir que los políticos prepotentes y con ellos egoístas de poder, les hipotequen el futuro. El medio es exigir TRANSPARENCIA TOTAL y ninguna  PUBLICIDAD MANIPULADA. .

Artículos de opinión

Ayuntamiento 2015, innovar en su gestión un reto y no un problema para el Cargo Electo; el método (y II)

Primera parte: Cargo Electo; gestión y responsabilidades políticas ante la ciudadanía

“Heredar un liderazgo en un ayuntamiento con graves problemas enquistados y en más casos de los deseados con cargos electos imputados en litigios, es algo que en las próximas elecciones municipales va a ser frecuente”. El 90% de la población española cree que hay corrupción política. 

Bolets 2Conocerse para moldearse las personas, es una necesidad que deben de asumir antes de asumir sus responsabilidades políticas: actitudes, valores, fortalezas y debilidades (DAFO). Quién no conozca este puzzler o no se pare a pensar para analizarse a sí mismo, no crear el espacio para que surja la motivación de desarrollar INNOVACIÓN y con ella el poder REINVENTARSE. El más de lo mismo ha caducado. Quién así no piense, mejor que deje en este punto esta lectura. Quién por su narcisismo o egopatía le conforte la mediocridad como medio ante su realidad y su conciencia le dicte que no es posible mejorar la situación del ciudadano, el que dice que ya está bien el cómo están las cosas y no vive la verdadera realidad que lo rodea. Que deje aquí esta lectura.

Preguntas que debe hacerse cargo electo. El cargo electo que deba ser el dinamizador de un equipo de trabajo cosa fundamental para el éxito en el desempeño de las funciones, debe de estar sus objetivos en consonancia con la demanda de la ciudadanía y coincidir de forma precisa, con la hoja de ruta de su programa electoral. <<Se trabaja para el pueblo y por el ya éxito en dirigir personas, sabe que el poder está en la respuesta a: ¿qué hay que hacer? y ¿cómo lograrlo? La experiencia y el conocimiento tácito amplio a buscar respuestas a estas cuestiones:

¿Qué es lo mejor para los ciudadanos que han confiando en mí su futuro?
¿Sé cómo desarrollar un plan de acción con la gente de equipo y se mis obligaciones para el equipo?
¿Sé en qué momento debo de asumir la responsabilidad de decidir compartida con mi equipo?
¿Sé cómo comunicar con mi equipo y como tener informado a los ciudadanos tanto a los afines a mis ideas y a todos en general?
¿Sé que La mayoría de las cosas importantes se resuelven en tandas de reuniones? y, ahí en saber organizar las gestión de las reuniones personales está el core del éxito personal y funcional.
¿Sé cómo conducir las reuniones?

Pues según nos explica Peter F. Drucker, los dinamizadores con éxito, a todos a estas preguntas responden con un “nosotros” en vez de con un “yo”. Es decir el éxito está en el equipo. Está en aunar sus inteligencias y no hay posibilidades de honrado éxito, si la actividad se centra en la propia persona.

Condiciones determinantes para progresar. Saber dónde vamos y tener objetivos. Es decir, tener un Plan Estratégico:

Dónde estamos
Diagnóstico consensuado
Definir una visión, definirla y compartirla
Dónde queremos estar
Trazar un camino entre el punto inicial y el final

Cuando el contexto en que nos movemos es predecible nosotros podemos planificar. Pero, cuando el contexto de mueve o altera de forma rápida o sistémica no tiene sentido planificar. Entonces la solución alternativa es explorar. En este momento la planificación de la estrategia tiene dos condiciones la de saber dónde queremos y la interactuar con el contexto cambiante y leer los mensajes colaterales y subyacentes (nada fácil de hacer). Por ello hace falta herramientas para explorar y poder concretar para poder llegar a nuestro propósito. Ahí la aplicación de la innovación.

Leer más »

Artículos de opinión

Ayuntamiento 2015, innovar en su gestión un reto y no un problema para el Cargo Electo; gestión y responsabilidades políticas ante la ciudadanía (I/II)

Imagen 4 manos_ relativismo-21El buen hacer y la transparencia. Los cargos electos, no son líderes en el sentido propio de la palabra. Pero están moralmente obligados a tener éxito en el desempeño de su actividad pública ante el compromiso que ha depositado en ellos la ciudadanía. Quiénes son conscientes que por encima de su interés personal, está el colectivo y, que su trabajo va a ser muy duro. Ya empieza a operar en el espacio similar, a los que sí son obligados a ser LÍDERES como ocurre en las organizaciones de la empresa privada. De Peter F. Drucker debería conocer su pedagogía todo aquel que pretenda dirigir con buena ética equipos de trabajo. Con el trascurso de años se ha podido ir confeccionando lo que podríamos denominar la didáctica de la eficacia para la dinamización de las personas en equipos de trabajo. El valor que lleva implícito el respeto a la persona, obliga al cargo electo a tener que prepararse muy bien para antes de asumir esta tarea de la más alta responsabilidad y maestría y recursos específicos para poder optar por tener posibilidades para responder bien en la asunción de las responsabilidades, desarrollo de oportunidades y en la resolución de problemas.

.El valor. Cómo en todas las situaciones en la que hay que dirigir, siempre los logros positivos y fracasos, se producen a través de la conducta de las personas. Situación similar en las organizaciones que deben ser dirigidas por CARGOS ELECTOS. El dirigente político, tiene que mover ficha cada día delante de su electorado. La forma de hacerlo, cómo organiza su equipo de trabajo, es el músculo eficaz que le permitirá tener éxito o quedar fracasado en el intento. Tener éxito y ser líder no son dos términos que suman para el resultado. Si el dirigente no tiene el conocimiento o competencias suficientes y sí, la responsabilidad de cumplir escrupulosamente el compromiso que haya adquirido con la ciudadanía, en el caso de que no lo logra; el cargo electo entra responsable puede entrar en una patología personal no deseada. Quedando mientras tanto sin resolver los problemas que la sociedad la ha confiado. El cargo electo tiene que tener personalidad y coraje. Los cargos electos valientes son los que tienen una visión clara sobre lo que se enfrentan, lo asumen y dar un paso adelante.
Leer más »

Neuropolítica, Administraciones Públicas, Artículos de opinión

Alcaldes del 2015. Nuevas normas del juego, ser auténticos no hacer tonterías ni ser indiferentes; los ciudadanos así lo van a exigir en las próximas elecciones

P1020160Complicado papel a resolver lo que se les viene encima. La rendición de cuentas de la legislatura que acabada y al tiempo “ser auténticos” en explicar y reconocer ante los ciudadanos, lo que dejan por resolver y hacerlo “honradez”, (sin filtro político), es el reto de muchos. Poner la transparencia por delante requiere un gran valor. Todo a cambiado, el ciudadano también, ha perdido el miedo para opinar contracorriente (el discurso eufórico de Podemos, demuestra que es posible). El alcalde debe de dejar de bajar la cabeza ante aquellos político de nivel superior, que han errado con gobernanzas basadas en administrar feudos y olvidadas de dar valor más valor a gente. El ciudadano deja la actitud de conformistas y buenazo; la patología política lo ha transformado en exigente y desconfiado.

Hay Alcaldes que se engañan en decir que es la “gente” quién no entiende a los políticos, que hay más buenos que malos y solo destacando estos últimos por sus desatinos. ¡Es cierto!, pero los ejemplos que hemos empezado a vivir `por las corruptelas de clanes políticos, sumando la sinvergonzonería de dirigentes de la banca; todo bajo los ojos cerrados del Gobierno central y los de las Comunidades, han creado esta atmósfera irrespirable de desconfianza y desamparo, que va a repercutir en los futuros alcaldes.

La clase media rota, va a ser el vivero de muchas personas preparadas para asumir los cargos políticos que van a quedar vacantes en la administración local. Se van a marchar quienes prefieren esta opción a la de tener que justificar el incumpliendo de de promesas o chanchullos. También aspiran a ocupar, cargos decisores en los ayuntamientos para cambiar la política, profesionales castigados por la falta de trabajo. Se visiona un relevo en el poder municipal que se va a desanclar de los de siempre que han estado acomodados como modus vivendi o buscando una impropia autoestima por aquellos de “poder mandar”. La administración local moderna requiere cargos decisores que crean en la innovación social como primer objetivo y se pongan como sacra misión cortar al caciquismo ideológico y a los especuladores privados que hasta ahora en muchas poblaciones (sobre todo las pequeñas) han participado desde bambalinas en la toma de decisiones municipales, forzando y apalancando al alcalde a estar entre la espalda y la pared obviado el intereses del pueblo versus el facticos perverso.

Leer más »

Neuropolítica, Educación, Administraciones Públicas, Artículos de opinión

¿Catalán nacionalista o patriótico, tú qué eres? Solo los patrióticos suman para infundir poder a la inteligencia colectiva de Catalunya

Modica (1)Estas fiestas familiares son propicias para crear espacios donde reflexionar sobre temas sensibles. Es también momento de acordarse de los que no están con nosotros y nos han dejado un ejemplo de vida. También es oportunidad de analizar hacia dónde vamos y cómo superar la complejidad de la sociedad actual que se ha roto con la “no ética” de algunos políticos. Para catalanes, hacia un fin desconocido y aún embobados por las tropelías de la burguesía de siempre, cebada en la codicia por defender su feudo por encima de todo y de todos.

Los catalanes tenemos condiciones complicadas, No somos demasiado simpáticos, si un poco cerrados y muy sentimentales, natos trabajadores y un poco “sumia truitas”, como explica el sociólogo y pensador Salvador Giner. Desde fuera a los catalanes nos ven con mucho respeto y generamos comunidades de catalanófilos que siguen con interés la evolución cultural catalana. No salimos tan bien parados desde España nos ven demasiado ingenuos aunque algunos nos miran con admiración, españoles a los que no les interesamos para nada, nos ignoran, no somos ni tan siquiera un trocito de su mente política y algunos de los que no nos conocen nos miran con desprecio <sobre este último punto, amigos que siguen el blog, me dicen que no es así, pero hay que ser catalán para vivirlo>.

También muchos catalanes no saben si son nacionalista o patriotas, que no es lo mismo. Esta es justamente una duda que estos días se puede prestar, para pensar y resolver. Querer a tu país es ser nacionalista y quererlo de verdad es ser patriota, (aclara el profesor), la educación individual y el comportamiento social tamiza ser una cosa u otra. Por poner ejemplos: ¿Son patriotas?… Los Millet, los Prenafetas, los penados del “caso Pallerols” o el clan Pujol al completo o son simples delincuentes, envueltos en la bandera del nacionalismo. Por su comportamiento no llegan ni a ser corsarios a favor del poder fáctico capitalista. Este gente ha “trabajando” solo para su codicia personal. Esto es lo que hace daño a Catalunya, tanto pirata de rapiña. Esto afecta, por lo menos me afecta a mí, es una indefensión ante las críticas de otras culturas. ¿Es posible que por eso, los catalanes seamos inseguros por naturaleza? En el interior tenemos rabia contenida y el efecto es el de que ofendemos con una facilidad tremenda. ¡Qué vergüenza! me da cuando veo, que políticos pegados al pesebre de sus privilegios que pagamos con dinero público, los defiendes o ignoran. ¿Cómo puedes explicar que “catalans de la seba” en primera línea aún de la “MARCA CATALANA”,

Leer más »

Educación, Administraciones Públicas

La eDidáctica solución para el estudiante 2.0, requiere profesores innovadores disruptivos; fórmula para superar al alumno que no lee

“La lectura es la peor víctima de esta nueva era de la cultura, repleta de estímulos que hiperfragmentan nuestra capacidad de atención”.

X_Dos visionesCientos de miles de profesionales y funcionarios para afianzarse en sus puestos de trabajo, van a tener que aprender nuevas habilidades. La formación Online es la modalidad más práctica y con acceso masivo de estudiantes. Su éxito de impartición depende de tres factores. Profesores con voluntad innovadora disruptiva. Disponer de tecnología didáctica virtual diseñada para el aprendizaje digital Blended Learning. Y, la tercera, desarrollar los contenidos lectivos digitales con los avanzados medios de las Tecnologías de la Información y Comunicación en entorno Red. Todo un nuevo paradigma disponible para poder crear la nueva educación que requieren los actuales estudiantes. A este conjunto formado por la actividad docente, didáctica virtual y medios tecnológicos, lo denominamos: eDidáctica® [1]

La gente ahora lee poco y de muy tarde en tarde. No es por culpa suya y sí del entorno social y profesional que no facilita el tiempo para la lectura como medio del conocimiento. Los dispositivos TICs focalizan al entretenimiento en la red, un nuevo paradigma sin precedente que ocupa parte del espacio de la cultura tradicional. Lo de tener que “clavar los codos en la mesa” para aprender ha sido desplazado por la utilización de dispositivos digitales. La consecuencia ya evidente, está presente en el mundo de la formación. La gente no ve la necesidad de leer. Lo quieres todo digitalizado, disponible allí donde esté, visionable desde su dispositivo personal, en cualquier momento del día y fundamentalmente la mínimo coste.

Leer más »

Administraciones Públicas, Artículos de opinión

Innovación SÍ, pero: ¿Quieres?, ¿Sabes?, ¿Puedes?

mayo-12 (5)Implantar un espacio para la innovación, requiere una actividad constante, duradera y metodología precisa; Si no es así, entonces es que no quieres innovar y tú sabrás porqué.

La actuación innovadora altera el statu quo como todo cambio que altera lo establecido, aspecto que genera dualidad de opiniones llegando a los sentimientos de los individuos cuando transciende hasta llegar altear el confort de estos. La gente aún a sabiendas de que las discontinuidades van a alterar su futuro y no tiene que ser para mejorar, aún así mucha gente opta por un conformismo perverso. La mayoría de las decisiones que tomamos no las dirige ningún pensamiento consciente y ello permite decidir sobre cosas nuevas, sin valorar consecuencias. La innovación para muchos es un proceso no experimentado que su consciencia no lo tiene referenciado. Las decisiones importantes la activa forma automática, el cerebro debe de decir y valorar lo bueno y malo y el inconsciente nos propone su repuestas con la solución que más nos conviene. La conciencia es un pensamiento posterior que se crea con la información que tenemos en el cerebro, sea datos concretos (conocimiento) o algoritmos resultante de tener en cuenta varios de ellos (muchos pueden ser experiencias). Las discontinuidades son un reto para el cerebro que obligan a que el futuro se tenga que replantear de nuevo en cada cada vez que surgen. Mucha gente no reacciona por preferir “no complicarse su vida” (gente anclada en el confort), hasta que las contingencias le obliguen y entonces el espacio para poder innovar ya se ha cerrado. Innovar es crear soluciones para asegurar el futuro de cosas determinadas o abrirlo a nuevas.

Los cambios económicos y sobre todo tecnológicos provocan que las cosas caduquen en espacio de tiempo nunca imaginados tan cortos. Cuando la gente vive en confort, es complejo que se planteen visionar cual sería su nueva situación si las causas que le sustentan el presente se agotan. Muy pocos lo hacen, aún teniendo a la vista desencadenantes, como puede ser la vida los productos que comercializan, la presión de la competencia en el mercado y de forma muy transversal en la Administración pública, el depender de una determinada jerarquía o los cambios que exigen los ciudadanos que van revolucionar respecto a la burocracia Weberiana. La creciente complejidad de las necesidades de la sociedad trae “bajo el brazo” nuevos modelos de gobierno y en las empresas tremendas inseguridades del mercado. Pues, con todo ello, hay más gente que está amarrada a su confort y piensa que ya se moverá cuando no quede más remedio. Cogen distancia con quienes se adelanta a INNOVAR para fortalecerse ante lo predecible. Nada permanece inalterable en el tiempo y menos ahora en países como España en que la economía hay que reinventarla y la gobernanza política tiene detestables fisuras por la corrupción.

Innovar es crear, probar con intervenciones prueba y fracaso para mejorar las cosas. ¿Y, cómo hacerlo? Pues, aprendiendo el proceso de cómo innovar su técnica y management. Innovar NO es atreverse a hacer algo por las buenas o empujados por una inspiración creativa momentánea. SÍ es, INNOVAR un proceso medido para crear y desarrollar medidas flexibles y paso a paso generar cambios siempre con el consenso previo de las personas afectadas en el espacio de aplicación. Innovar también es trabajar para cambiar el pensamiento negativo de los individuos contrarios a la misma, sí, los antes mencionados anclados en su confort, los faltos de positivismo son envidiosos, los egópatas faltos de solidaridad y todos los que se excusan o se oponen a ser aliados al cambio quedarán evidenciados como cargas para la sociedad y esta siempre pasa factura. 

La gente de las empresas, sector que conozco desde hace muchos años y en la última década la administración pública, tienen similar reaccionan ante un cambio. Todos tienen el denominador común de oposición a la innovación y en muchos casos tan siquiera a escuchar propuestas, pero en contra dicen que SÍ hay que innovar. Cierran su inteligencia solo con pensar que se pone en riesgo su confort, ego, rango o protagonismo. Todos ellos ignoran que la innovación, es un acto de rebelión por definición. Es directamente subversivo para infringir las normas y a la sabiduría convencional (Snyder dixit). La innovación bien creada y desarrollada puede cambiar y recuperar la voluntad de sus iniciales opositores.

¿Por dónde debemos iniciar la transformación innovadora? Empleando la intuición, observando el entorno que nos lo va a indicar en aquello donde podemos tener mayor probabilidad de éxito, sobre todo en las primeras innovaciones que vallamos a realizar después de haber asumido el ¿Quieres? y aprendido el ¿Cómo? Allí dónde los profesionales tengan asumido que además del desempeño de sus funciones asumen la misión de querer mejorar las cosas para reducir la aparición de nuevas incertidumbres en el futuro. Hablar firmemente a favor de un cambio, es un acto de valentía en el que se asume el haber superado las preguntas objetivo de este post.

¿Sabes?, ¿Puedes? Es cuestión de formación y aprender su management. ¡Si quieres, puedes!

Educación, Innovación

Universidad. Innovación disruptiva, reacción positiva ante la educación global; atender la necesidad urgente de nuevos ingresos

Dos visionesEn la sociedad de las organizaciones no hay un servicio que nos indique cuando hay que desarrollar innovación. La gente no sabe muchas veces que tiene la necesidad de algo que le es necesario. La innovación está disponible pero desconocemos su existencia, no sabemos lo que es. Desconocemos cosas que tienen valor y no las estamos empleando. Desconocemos cosas que tienen valor para mejorar la universidad y quienes con parte de la misma las necesitan cambiar y lo obvian.

La aplicación de la innovación es poliédrica, tiene muchas visiones, por ejemplo: <<… En innovación es necesario establecer unas condiciones marco favorable que permita traducir los resultados de la investigación en producto de mercado y hacer un mejor uso de las tecnologías digitales como factor clave para el crecimiento de la empresa, incluso en sectores tradicionales…>> como explica David Tornos en su artículo sobre prioridades empresariales[1]. Tormos focaliza en los factores:“demanda real del mercado” y “nuevas tecnologías”. Las dos cosas sobre las que pivota el mercado del siglo XXI. También en otra parte del artículo comenta que debe de mejorarse la competitividad europea, promoviendo nuevas políticas de materia de industria, innovación, energía y medioambiente y ahí hecho a faltar que se olvida de la EDUCACIÓN como el factor determinante para que todo lo demás fluya (por lo visto, en Foment, aún no se han esterado de su importancia). También nombra “innovación” como una actividad tangible, a mi entender se confunde. la INNOVACIÓN es una actividad emocional, voluntaria y yo diría que hasta revolucionaria que radica en las personas cuando estas aportan su talento para mejorar las cosas. La innovación, por lo que voy aprendiendo del profesor Xavier Marcet, es ante todo aunar las inteligencias de gente predispuesta a resolver problemas buscando soluciones para hacer mejor las cosas y dejando de hacer aquello que no tiene utilidad. Todo ello, en un mundo que gira alrededor del cliente final en todas las actividades posibles, es decir el “Cliente” sea un consumidor, estudiante o ciudadano.

La Universidad, la Administración pública y en la Gestión salud, necesitan transformarse en eficientes, transparentes y un nivel de valor óptimo. Necesitan que los profesionales directos, indirectos y de servicios se transformen reinventándose como innovadores. La universidad debe de dar ejemplo de cómo hacerse, y por eso debe de abrir sus puestas e invitar a que se instale en la misma la INNOVACIÓN DISRUTIVA.

Se sabe poco lo que es innovación y así los demuestran todos aquellos que la añaden como farolillo de cola al I+D.

Leer más »

Administraciones Públicas, Innovación

Cultura Innovadora se forma con gente con credibilidad profesional y voluntad de aprender nuevas competencias; crear células de innovación es el medio

La voluntadEl culto al individuo es siempre, en mi opinión, injustificado… para un gran sector de la especie humana el conocimiento y la justicia están por encima de la riqueza y el poder. Y, también… para que una sociedad pueda lograr sus objetivos es necesario que haya alguien que piense y dirija y asuma, en términos generales, la responsabilidad (Einstein dixit) —Venía yo pensando —con los ojos cerrados— en el AVE, aún con dos horas por delante para llegar a la Barcelona. Descifrando el mensaje de varias reuniones con distintos cargos decisores de la Administración pública confirmando el interés y diría yo más, la intención de empezar a implantar Cultura de la Innovación en sus ámbitos de trabajo.

Ahí el pensamiento del genio en que asumir responsabilidad sobre algo es un paso determinante. Están animados y motivados para emprender la Primera Cruzada de la Innovación en España. Van a integrar a todos los empleados públicos que tengan de talento y voluntad para adquirir las destrezas necesarias que les permitan ganar una tras otra las batallas para lograr el cambio en la gobernanza para atender a los ciudadanos que cada vez son más exigentes y participativos y ello lleva a un mar de complejidades a resolver que obligan a crear una cultura y diseños organizativos es decir crear una hoja de ruta para la Cultura de la Innovación es decir una organización viva que genere relaciones, no como hasta ahora que ha funcionado con tareas, funciones y jerarquías. Una Administración pública innovadora se basa en crear vínculos dentro y fuera de ella. Permitir el paso de las ideas (de las buenas ideas) entre servicios y agencias públicas y dentro de ellas mismas.

¡Hola Miguel! — Oigo, al tiempo de un apretón en el hombro—. Ostras, en quién menos pensaba era en ti. ¿Joan, cómo te va?… mira, aquí no hay nadie, por qué no te sientas. —Le sugiero a mi colega— Todo un especialista formado en importante multinacional Japonesa—. Pues vengo muy animado y al tiempo preocupado —le digo—. La Administración pública se mueve, quieren hacer mejor las cosas, se han tomado más en serio que nunca la atención al ciudadano y creo entre ver que también que empiezan sobre todo los cargos directivos, que hay que “aportar valor” a la Gestión Pública o esto no habrá quién lo pare cuando el distanciamiento entre la seguridad de los puestos de trabajo de los funcionarios se distancie aún más de los empleados del mundo empresarial y servicios. Hay ya nadie cree tener futuro profesional a medio plazo

— le explico a mi colega—. Ni yo Miguel —Me responde Joan—, cogiéndome del brazo mi amigo me dice que mientras haya derroche empezando por no aprovechar el talento de la Administración pública es imposible el cambio a mejor. Por cierto, Joan es un experto en saber generar: hacer más con menos. Sí, conoce todo el proceso para reducir “grasa” al menor estilo Kaizen en implantaciones Lean manufacturing[1].

Leer más »

Siguiente »
Página 1 de